Conclusiones del viaje.

Después de unos días y ya con la tranquilidad del sofá de casa, toca hacer balance y sacar las conclusiones de nuestras vacaciones en París. En primer lugar cabe decir que se trata de un lugar enorme, y que en poco más de una semana es complicado poder ver completamente la ciudad. Aunque a pesar de ello, uno sí que se puede hacer más o menos una idea de lo que ha visto.

París es preciosa, y es un lugar con tanta historia y tanto patrimonio cultural que incluso nos cansaríamos de enumerar adjetivos. En torno al río Sena se construye esta ciudad. Hemos pasado momentos muy bonitos y que sin ninguna duda han valido la pena. Pasear bajo la Torre Eiffel, tanto de día como de noche ha sido uno de los placeres más grandes. Además, lugares como la catedral de Notre Dame o el Sacree Coeur no han tenido desperdicio. Y como no el majestuoso arco del Triunfo, o la visita al palacio de Versailles. Eso principalmente en cuanto a los edificios más emblemáticos, ya que hemos conocido otros muchos.

DSC03975

Pero si una cosa tiene París, son sus museos. Y entre ellos como no, el Louvre. Allí hemos contemplado algunas de las mejores obras de la historia de la humanidad, como por ejemplo la Mona Lisa de Leonardo da Vinci o la Venus de Milo. A parte también hemos conocido los museos de Pompidou, Orsay, los Inválidos o el de Rodin. Así pues, sabíamos que estábamos principalmente ante un viaje cultural, y de cultura nos hemos empapado. Por lo tanto, a los amantes de la cultura y el arte en general les recomendamos que deben ir a París alguna vez en su vida.

DSC04346

Pero eso sí, para conocer París uno tiene que estar realmente dispuesto a caminar muchísimo y tirarse horas por sus calles y haciendo cola en muchos lugares para ver su patrimonio. Realmente después de estas “vacaciones” necesitamos unas vacaciones de verdad, de las de tirarse una semana en la playa. Las distancias son grandes por lo que además de mucho metro hay que desplazarse bastante. Además, la ciudad es realmente cara para el nivel de vida español, ya que el transporte, las comidas y las diferentes entradas no son baratas. Nosotros intentábamos siempre buscar algún lugar económico para comer en plan cadena “fast food” o emular el estilo de vida parisino y comprar unos bocatas y comer en algún parque (eso sí, alguna vez hemos hecho algún extra).

P7150201

Y es que a los parisinos les encanta salir y relacionarse. A cualquier hora ves las terrazas de los bares y restaurante llenas, además de los parques y toda la orilla del río Sena. Bien sea para tomar un café, una cerveza, hacer un picnic o simplemente charlar tranquilamente. París es una ciudad llena de vida.

En cuanto a la estancia en Eurodisney, ésta ha cumplido las expectativas que teníamos. Conocer el famoso parque y vivir durante unos días ese mágico ambiente que nos recordó a nuestras infancias. Una visita totalmente recomendable si en el fondo aún os sentís un poco niños.

20100722_181

Así que para finalizar cabe decir que hemos cumplido una pequeña ilusión más, la de conocer París. Una de las principales capitales del mundo y lugar que debe ser visitado por todo buen viajero que se precie. A pesar de su alto nivel de vida y lo agotador que resulta visitarla debido a su enormidad, conocer todos sus famosos lugares han valido la pena. Por lo tanto, notable a nuestro viaje de verano.

Ahora ya, los elefantes se retiran a descansar una temporadita, esperemos que hasta un nuevo viaje a final de año. Seguramente a algún lugar más pequeño y menos agotador para visitar.

Mientras tanto, “siempre nos quedará París…”

DSC04021

Autor entrada: brunete80

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *