Por la tierra de Caperucita y Blancanieves.

Hoy ha estado todo el día lloviendo lo que nos ha fastidiado un poco nuestros planes, aunque aún y así hemos podido descubrir los lugares que teníamos previsto. Ha sido un día en el que nos hemos movido por las tierras habitadas por Caperucita Roja y Blancanieves. Todo comenzó por la mañana en Marburg, donde nos habíamos alojado. Con una lluvia bastante fuerte nos hemos acercado a lo alto de la colina de la ciudad, en busca de alguno de los famosos objetos de cuento que dicen que hay distribuidos y escondidos por la ciudad. Solo hemos encontrado el zapato de la cenicienta, eso sí, tras coger una buena mojada.

20170811_121514   20170811_122636

Ha sido una pena, especialmente porque el centro histórico de Marburgo vale la pena ver, pero con esta meteorología es difícil y más con dos niños pequeños.  Las vistas desde lo alto del castillo (el cual es fantástico) son magníficas. Pero como ante la climatología adversa poco se puede hacer nos hemos ido a Schwalmstadt, el pueblo por donde pasaba Caperucita Roja atravesando el bosque caminito de casa de su abuelita. Un trayecto que hemos realizado lloviendo mientras Xavi y Àlex han dormido un poco.

Al llegar allí, como tampoco se podía pasear por sus calles, nos hemos ido a comer a un centro comercial y al menos hemos estado a refugio del agua. Aunque justamente a pocos metros del mismo centro hemos visto a algunos de los personajes que estamos buscando. ¡Hemos visto a Caperucita Roja junto al lobo! Y también a los 7 cabritillos del famoso cuento. Toda una sorpresa.

20170811_133755     20170811_133920

Después de comer hemos estado un poco más por allí aunque sin mucho que poder hacer ya que con la lluvia interminable es complicado. Así que nos hemos ido en busca de alguien muy especial, los 7 enanitos que recogieron y vivieron con Blancanieves. Dicen que habitan cerca de la comarca en la que estamos. Pero eso será un poco más tarde ya que primero tenemos que atravesar casi toda esta frondosa comarca con su inmenso bosque, el cual Caperucita Roja recorrió para ir a casa de su abuelita. Sí, el famoso bosque que habitaba el temible lobo feroz.

Sinceramente adentrarse en él ha sido algo tenebroso y fascinante al mismo tiempo. En cierto modo nos hemos sentido como Caperucita en el cuento. Y también nos ha ayudado a entender a los hermanos Grimm al inspirarse en estos lugares para escribir sus famosos cuentos. Muy interesante, la verdad.

Por último y tras salirnos de la zona boscosa hemos llegado a Bad Wildungen, un pueblecito pequeño en el que nos reciben a la entrada los famosos 7 enanitos que vienen de la mina de trabajar. ¡Xavi y Àlex se han vuelto locos por verlos!

20170811_163643

¡Por supuesto que nos hemos parado a saludarles para hacernos una foto con ellos!

20170811_163418

Y con esta agradable visita hemos ido prácticamente despidiendo este lluvioso día. Nos quedaba un pequeño trayecto hacia Kassel, localidad en la que pasaremos las dos próximas noches. Aún nos quedan muchos personajes que descubrir y sitios que visitar. Mañana más.

Autor entrada: brunete80

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *