Adiós Rapunzel. Zoo de Sababurg hasta la tierra de Hansel y Gretel.

Esta mañana nos hemos sentido como unos reyes al despertarnos en el magnífico castillo de Rapunzel. Nos hemos dado una buena ducha y bajado a tomar un completo desayuno en el que teníamos todo tipo de detalle. Varios tipos de leches, aceites, mermeladas, etc., panes de diverso sabor y algunos que otros pequeños lujos más. Nos ha servido para reponer fuerzas antes de otro día de marcha. Eso sí, antes de irnos hemos dado un último paseo por este bonito castillo hasta despedirnos (espiritualmente) de Rapunzel.

Hoy hemos vuelto a tener otro día radiante de sol y lo hemos aprovechado al máximo. Teníamos pendiente visitar un zoo/reserva natural en Sababurg donde los animales se encuentran sueltos en grandes extensiones de terreno. Esta visita la teníamos anotada en nuestra guía ya que pensamos que para nuestros niños sería un gozo poder estar por un lugar así viendo y disfrutando de animales más o menos sueltos. Hemos pasado más de medio día allí entre ciervos, caballos, jabalíes, pingüinos y muchos animales más. Hemos visto también linces, cabras y burros. No hace falta que os digamos que Xavi y Àlex se lo han pasado en grande. (Desgraciadamente hemos tenido un pequeño percance con las fotos y la mayoría de las que hemos hecho en este zoo se han borrado. Aún y así hemos podido salvar algo)

Ha sido un acierto visitar este zoo. Ya habéis podido ver cómo se lo han pasado nuestros pequeñines. Al fin y al cabo este viaje lo hemos escogido especialmente para ellos y que pudieran pasárselo bien en estos entornos naturales sin las aglomeraciones de una gran ciudad. Así que un gran triunfo en nuestra elección. ¡Punto positivo para los papis!

Después de comer en la misma reserva natural y relajarnos un poco en un banco hemos proseguido nuestro camino por esta entrañable ruta de los cuentos de hadas. Ahora nos hemos ido en busca de dos niños muy conocidos: Hansel y Gretel, los cuales dicen que vivían en el pueblo de Höxter a unos 50 km de Sababurg. La ruta hacia Höxter transcurre por un frondoso bosque, el cual se dice que es aquel en el que se perdieron los dos niños a los que buscamos hoy, los cuales llegaron finalmente a la casa de la malvada bruja.

Y como no hemos encontrado la famosa casa de la bruja nos hemos ido a Höxter ya que parece ser que allí sí que deben estar Hansel y Gretel. Y Höxter no nos ha defraudado. Es un pueblecito bastante encantador con un centro peatonal en el que se puede pasear con toda tranquilidad. Además, algunas casas son bastante particulares y nos paramos ante ellas dudando de si quizá alguna de ellas es realmente la casita de chocolate la que llegaron nuestros dos protagonistas y que andamos buscando.

20170814_170949  20170814_171628

20170814_172251

20170814_180208

Aunque no. No ha sido ninguna de ellas. Parecía que no íbamos a encontrar a estos dos famosos personajes cuando de casualidad hemos visto una pequeña plaza en la que estaban por allí jugando tan tranquilamente mientras los observaba atentamente la malvada bruja. Por supuesto que no hemos desperdiciado la ocasión para hacernos unas fotos con ellos.

20170814_181019

Y así es como ha acabado otro bonito día en esta entrañable ruta que estamos haciendo por Alemania. Después de pasear un rato más por Höxter nos hemos ido a nuestro alojamiento de hoy. Unos apartamentos muy limpios y económicos que valen la pena si estás de paso como nosotros.

Mañana tenemos otro apasionante día. Primero iremos en busca de una nueva princesa, en este caso de la Cenicienta. Y luego nos vamos a un conocidísimo lugar, que no es otro que Hamelín, ciudad donde transcurre el cuento del flautista. ¡¡¡Xavi y Àlex ya están ansioso por conocerlo!!!

 

Autor entrada: brunete80

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *