31 de diciembre. Día de zoo y mega sala de juegos.

Hoy ha sido el último día de 2017. Por tanto a mediodía o primeras horas de la tarde todos los sitios de visita iban a estar cerrados. Así que realmente solo teníamos prácticamente media jornada para “hacer cosas”. Y una de esas cosas ha sido ir a ver el zoo de Hamburgo. Hoy también ha amanecido lloviendo por lo que la mejor opción era la de ir a un sitio a cubierto. Habíamos visto que el zoo es bastante grande y que tiene además una parte interesante de acuario, algo que seguro les tenía que encantar a nuestros hijos.

20171231_130655

El Tropen Aquarium (así se llama el zoo de la ciudad) es como cualquier zoo cerrado. Agrupado por zonas y ecosistemas diferentes uno va avanzando y viendo los diferentes seres vivos que están allí. Por lo que nuestro objetivo de pasar la mañana entretenidos se ha cumplido con esta visita ya que hemos estado algo más de dos horas allí. Es una visita recomendable para ir con niños y si el tiempo no acompaña (algo que suele ser bastante habitual) en la ciudad.

El acuario cerraba a las 13:00h así que un rato antes nos hemos ido. Nuestro siguiente destino ha sido el Spielstadt XXL. Un enorme parque de atracciones cubierto con zonas de toboganes, colchonetas y zonas de juego para niños de diferentes edades. Se trata de una nave industrial gigantesca en la que además de los juegos para niños también hay zonas de descanso para poder comer o simplemente tomarse algo. Éste fue un descubrimiento que hizo Sonia buceando por la red y que nos ha venido muy bien para pasar una tarde divertida en familia. Si vais a Hamburgo con niños esta visita es obligatoria. Ha sido perfecto ya que hemos comido allí y jugado toda la tarde los cuatro. Nos lo hemos pasado en grande hasta las 18:00h cuando ya cerraban por ser el día que era.

Así que acercándose las últimas horas del año y con una lluvia que no ha parado en todo el día hemos decidido irnos a nuestro hotel donde nos hemos dado una buena ducha caliente y en el que hemos cenado. Unos kebabs y arroz con curry ha sido nuestro menú de Nochevieja. Recogido directamente por Bruno un par de calles al lado del hotel. No hemos tenido cena de gala ni hemos vestido de etiqueta, pero cambiamos una vez más de año los 4 juntos de la manera que más nos gusta, viajando y conociendo nuevos lugares. Y con eso ya no nos hace falta nada más. Y si encima hemos tenido un pequeño espectáculo de fuegos artificiales que hemos visto a través de la ventana… ¿Qué más se puede pedir?

20171231_192923

Así pues, la manada de “El viaje de los elefantes” os desea: ¡feliz año 2018 a todos!

 

Autor entrada: brunete80

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *