Lago de Sainte Croix. Fin de Viaje.

 Última parada de nuestro viaje. El lago de Sainte Croix, segundo lago más grande de Francia y un atractivo destino para los amantes de la montaña y la naturaleza. El lago de Sainte Croix es un lugar muy turístico, y todas los pueblecitos que lo envuelven multiplican su población durante los meses estivales para acoger a miles de personas que vienen a sus residencias de verano o a hacer turismo.

DSC02571

Allí pasaremos tres días en casa de los familiares de Bruno. Esperamos disfrutar y descansar tras el ajetreo de la Costa Azul.

Obviamente la primera tarde-noche nada más llegar fue para situarse e instalarse en el lugar. Pero al día siguiente, y con el pleno verano pegando con fuerza, nos apetecía refrescarnos en ese enorme lago de agua dulce. Por la tarde y tras una corta siesta nos acercamos a uno de los múltiples puestos de alquiler de barcas a pedales que hay en el lago. Así nos podíamos adentrarnos en su interior. Si visto desde arriba es bonito, desde abajo el entorno tampoco tiene desperdicio.

Tras el paseo en barca dimos una vuelta con el coche por la zona alta del lago para admirar sus vistas. Sin lugar a dudas desde allí arriba uno se siente más relajado y tranquilo olvidando así el estrés de nuestro día a día.

DSC02641

Y para concluir el día hicimos un pequeño paseo relajante a pies del lago por donde tienen la casa los familiares de Bruno.

DSC02649

Sonia disfrutando de una copita de vino rosado francés en el jardín de la casa. (Hay que decir que todas las casitas cercanas al lago son encantadoras, ya que tienen su parcelita ajardinada)

DSC02651

El día siguiente salió algo nublado, aunque eso no fue inconveniente para bajar a bañarnos al lago. Además esta vez íbamos a pasear en kayak ya que el tío de Bruno tiene dos de estas barcas.

  DSC02659

Uno de los juegos más populares de Francia el cual se juega en todos lados es la petanca. Ya sabéis que lo que más nos gusta cuando viajamos es empaparnos de las costumbres y tradiciones de allá donde vamos. Así que esta vez no iba a ser menos y por la tarde nos preparamos para jugar una partida a este entretenido juego.

DSC02657

Realmente nos lo pasamos muy divertido y como además la pareja Bruno-Sonia ganó, pues mejor que mejor. Pasamos una jornada más por la zona volviendo a nadar en el lago y ya preparando las maletas para emprender el viaje de regreso a casa. Al día siguiente tocaba levantarnos pronto para salir no muy tarde ya que teníamos unas 10 horas de carretera hasta volver a casa. La estancia en lago de verdad que valió la pena. Ha sido un auténtico placer.

Autor entrada: brunete80

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *