Segundo día en Brujas.

Tras un primer día de contacto con Brujas, hoy nos hemos levantado prontito para aprovechar todo este segundo día que tenemos por delante para conocer esta ciudad. Mañana partimos hacia Bruselas con parada en Gante por lo que queremos aprovechar al máximo visitar lo máximo posible. Y teniendo en cuenta de las reducidas dimensiones de Brujas seguro que lo conseguimos.

El primer lugar donde queremos ir es al Minnewater, lago del amor. Ya de por sí este es un nombre evocador. Este lago se encuentra en la zona sur y hay apenas unos 20 minutos de paseo desde el centro. Un paseo que se hace agradable mientras atraviesas alguno de los canales que hay y contemplas la típica arquitectura local.

Como podéis observar vamos realmente bien abrigados, y es que hace un frío tremendo que mezclado con la humedad de los canales hacen que tengamos la sensación de tener los pies congelados. Después de nuestro paseo llegamos este romántico lugar. Lo primero que hacemos es cruzar el puente que nos lleva a la zona del lago. Un puente que según cuenta la leyenda, la pareja que lo cruce junta tendrá amor eterno.

DSC02871

Un vez allí corroboramos que el nombre de lago del amor es un nombre de lo más acertado. Se trata de un lugar  rodeado de árboles y con El Castillo de La Faille como telón de fondo. Este castillo gótico situado en la zona oriental fue construido en 1893. El lago no es muy grande pero resulta sencillamente precioso, rodeado de verdes prados, lánguidos sauces y altivos cisnes que parecen puestos como adorno perfecto de una postal idílica. Además el frío ha congelado parte del lago y es realmente gracioso ver a los cisnes caminando sobre él.

DSC02879

Sobre el lago hay varias leyendas. La más romántica cuenta que la joven doncella Minna huyó de su padre que quería casarla con un noble de alta posición para reunirse con su verdadero amor, el joven Stromberg quien, tras buscarla desesperadamente, la encontró muerta en el lago y decidió enterrarla en el mismo separando las propias aguas (triste pero romántico).

Después de disfrutar de este maravilloso paraje decidimos acercarnos al centro para ver como es de día. Y de camino hacia allí, por una de esa múltiples callejuelas empedradas nos asalta el ruido de galopes de caballo. Una tremenda sensación de estar dentro de un cuento de hadas nos invade al verlos pasar ante nosotros. Simplemente fantástico.

DSC02883

Volvemos a hacer prácticamente el mismo camino que hicimos ayer, y si por la noche con todo iluminado el ambiente era maravilloso, hoy con la luz del día tampoco se queda atrás. La Grote Markt y la plaza Burg hoy están llenas de gente y se respira ese ambiente navideño y de fin de año tan característico.

Grote Markt

En la plaza Burg hay un gran árbol de navidad. Allí se encuentra el ayuntamiento, el palacio de justicia y también la basílica de la Santa Sangre construida entre los siglos XV y XVI. Aunque es pequeña es bastante coqueta y decidimos entrar para verla por dentro.

Hoy estamos simplemente callejeando, disfrutando de ese ambiente mágico que nos brinda la ciudad, especialmente en estas fechas. Nos acercamos a ver la imponente torre Belfort la cual destaca entre todos los edificios de Brujas.

DSC02908

A Brujas la llaman la Venecia del norte debido a que, igual que esta ciudad italiana, tiene una importante red de canales que atraviesan las calles de la ciudad. Algunos de esos canales son de auténtica postal.

DSC02917

Y después de unas cuantas horas paseando nuestros estómagos nos pedían provisiones. Entramos en uno de los múltiples restaurantes que inundan todo el centro. Ya sabéis que cuando viajamos a algún sitio nos encanta degustar la gastronomía local. Así que una vez más nuestro menú iba a estar formado por el plato típico belga, mejillones al vapor con patatas fritas. Todo eso acompañado por una buena cerveza Jupiler, la cerveza local.

DSC02932

Tras llenar el estómago decidimos dar una vuelta hacia las afueras de la ciudad para ver simplemente como es. Y si el frío ya era bastante intenso (1ºC de máxima) a éste se le unió una fina lluvia como compañera de paseo. Pero bueno, con un paraguas y ganas todo se aguanta. Además, este clima le da un toque místico perfecto para ese entorno mágico del que ya hemos hablado anteriormente.

Así que iniciamos nuestro camino hacia las afueras. De vez en cuando cruzábamos algún bonito canal por el que no podíamos evitar hacernos una foto.

DSC02934

Ya hacia las afueras se encuentra la Kruispoort, la única puerta medieval que se mantiene en pie. Data concretamente de 1402.

DSC02936

Uno de los atractivos de los cuales se habla poco sobre Brujas es sus antiguos molinos. Nosotros sí que lo sabíamos y pudimos verlos. Realmente vale la pena acercarse. Estos molinos se encuentran muy fácilmente ya que solamente hay que seguir el canal exterior que rodea la ciudad.

DSC02940

Sint-Janshospitaal, o lo que es lo mismo: Hospital de San Juan El Hospital de San Juan. Este hospital cuenta con más de ocho siglos de historia de monjas y hermanos cuidando a peregrinos, viajeros y enfermos. Sus salas medievales y la capilla albergan una impresionante colección de documentos de archivo, arte, instrumentos médicos y seis obras de arte de Hans Memling. También se puede visitar el desván de Diksmuide, el antiguo dormitorio, la sala tutorial y la farmacia. Nosotros lo pillamos cerrado, así que solo nos pudimos hacer una foto ante él.

DSC02945

De vuelta a la zona más céntrica de Brujas, apenas tres o cuatro calles cerca de la plaza Burg nos encontramos con la plaza Jan Van Eyck en la cual está la estatua en honor a este famoso pintor flamenco autor de grandes obras como el matrimonio Arnolfini.

DSC02946

Ya se estaba haciendo de noche y además la lluvia empezaba a ser cada vez más intensa por lo que nos apetecía entrar a cubierto y tomarnos algo calentito. Por lo tanto fuimos a la Grote Markt a contemplar una vez más esta bonita plaza iluminada de noche.

DSC02954

DSC02957

Entramos a uno de sus bares y ya de paso cual ciudadano local nos pedimos la cena apenas pasadas las 19:00h. Así nos retiraríamos pronto a descansar ya que mañana nos vamos a Bruselas aunque pasaremos casi todo el día en Gante, otra bonita ciudad flamenca. De Brujas nos vamos totalmente encantados y enamorados. Han sido dos días fantásticos en los que nos hemos sentido como dos personajes de cuento. Afirmamos que este tópico se ha cumplido totalmente. Veremos que nos depara la capital de Bélgica a partir de mañana.

DSC02959

Autor entrada: brunete80

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *