Londres clásico, British Museum y fin de año en Hyde Park.

Después del palizón que llevamos en estos dos días hoy vamos a intentar tomárnoslo con más calma. Nos hemos levantado un poco más tarde ya que nos hacía falta. Hoy es Nochevieja y no sabemos muy bien donde vamos a cenar y si veremos los famosos fuegos artificiales a orillas del Támesis. Aún y así, tampoco es que nos podemos explayar mucho, ya que a las 11:00h tenemos contratado el tour que no pudimos hacer hace dos días. Concretamente se llama “Londres Clásico”, y en él podremos ver los edificios y zonas más emblemáticas de Londres. Todo ello además con un guía en castellano. Lo hemos contratado a través de la página web “Londres en español” y nos cuesta solo 10 libras a cada uno por casi tres horas de tour. Así que a las 11:00h nos hemos dirigido al punto de encuentro en Trafalgar Square para empezar el tour. Y justo allí estaban unos amigos nuestros que también han ido a pasar la Nochevieja a Londres. Ya lo sabíamos, pero ha sido una auténtica casualidad que estuvieran para hacer el mismo tour y a la misma hora., Y es que como dicen por ahí, el mundo es un pañuelo…

IMG_6749     IMG_6750

Ciertamente recomendamos contratar este paquete. Especialmente para quien no disponga de muchos días para visitar Londres es una opción genial y muy económica. En tres horitas hemos podido conocer lo mejor de la ciudad, desde Trafalgar Square, lugar donde comenzábamos la ruta. Desde allí, bajamos por una de las zonas más pudientes de Londres donde se encuentran lujosas casas y también grandes clubs donde se reúnen lords y gente de diversos campos. Uno de esos clubs es el mismo en donde empieza y acaba la famosa historia de Philleas Fogg en su conocida Vuelta al Mundo en 80 días. En las escaleras donde sube a toda velocidad para ver si consigue vencer su apuesta.

IMG_6666

Desde allí el paseo continúa hacia uno de los lugares más visitados de Londres. Y no es otro que el famoso Buckingham Palace, lugar de residencia de la reina Isabel de Inglaterra. Al llegar allí podemos comprobar eso que decíamos de que es muy visitado. Los alrededores están literalmente “petados” de gente, con la muchedumbre agolpada ante la reja esperando a ver el famoso cambio de guardia. Sinceramente lo del cambio de guardia es algo que tampoco nos parece algo tan espectacular para estar haciendo horas de espera para verlo. Por suerte nosotros ya hemos visto el de Atenas o el de Mónaco, así que como dicen de los fiordos: “una vez visto uno, vistos todos”. Nos conformamos viendo el momento previo en el que llega la guardia a caballo y en hacernos un para de fotos enfrente del enorme palacio.

Siguiendo el tour vamos por un parque al lado del palacio hacia otro de los edificios más conocidos y famosos de la capital. La abadía de Westminster ha sido escenario de los dos enlaces más famosos de la historia reciente del Reino Unido. Allí se casó el príncipe Carlos junto con Diana de Gales, Lady Di. Y años después lo hizo su hijo Guillermo junto con Kate Middleton. No es especialmente grande, y es de clara construcción gótica. Es además el lugar de coronación de los reyes de Inglaterra.

Una vez pasada esta zona hay una gran avenida que nos conduce hacia nuestro nuevo destino, la vivienda del primer ministro inglés, David Cameron. La famosa casa ubicada en Downing Street, que tantas veces hemos visto y oído en los medios de comunicación. Obviamente el lugar ha acabado convirtiéndose en una zona turística en la que la gente se hace fotografías además de esperar a ver si pueden llegar a ver a alguna personalidad. Cabe decir que lo que normalmente vemos en televisión es la calle donde vive David Cameron, aunque no se puede acceder allí si no eres vecino o tienes un permiso especial.

Desde allí subiendo hacia arriba se vuelve al mismo punto donde habíamos empezado nuestra ruta. Hemos hecho una vuelta circular conociendo un poco mejor lo más importante y conocido de Londres. Nosotros aprovechamos también para hacernos una foto con la típica cabina telefónica londinense, que aunque ya no se usan hoy en día, siguen colocadas por la ciudad a modo de reclamo turístico.

IMG_6736

Ya en Trafalgar Square nos hemos despedido de nuestros amigos Aitor y Azoraida, los cuales se iban Hyde Park a pasar la tarde. Para el recuerdo nos hemos hecho una foto con el Big Ben de fondo.

IMG_6752

Al acabar este Londres Clásico necesitábamos llenar nuestros estómagos. Siguiendo las recomendaciones de la guía, hemos entrado en un English Pub, ya que estos locales también sirven comidas aparte de poder tomarte una cerveza de las múltiples variedades que tienen. Simplemente hay que fijarse porque no en todos pueden entrar niños menores. Por suerte, en la misma calle que baja de Trafalgar hay uno en el cual hemos entrado y hemos podido saciar nuestra hambre.

DSC06939

Después de una buena comida con un par de cervezas nos lanzamos a otro de los lugares que deseamos visitar de Londres, el British Museum. No está demasiado lejos de Trafalgar Square, simplemente unas calles más arriba. Y allí que nos fuimos a pasar la tarde mientras Xavi disfruta de su típica siesta tapado en el cochecito (sí, sí, eso que parece un muñeco de paja que está en el cochecito es Xavi. Dos horas de siesta ahí…).

IMG_6756

Al igual que la mayoría de museos de la ciudad, la entrada es gratis. Para visitar un museo como el British de Londres y disfrutar de él, se necesitan un par de días buenos tal y como hicimos hace unos años en el Louvre de París. Pero como no disponemos de este tiempo, iremos a conocer las obras más emblemáticas que contiene, entre ellas la famosa Piedra Roseta, auténtico símbolo del museo. Cabe decir que gracias a esta piedra se pudo descifrar la complicada escritura jeroglífica egipcia, y con ella muchos enigmas que hasta entonces rodeaban esta increíble civilización. Tiene unas escrituras escritas en tres idiomas: en la parte superior la jeroglífica egipcia, en el centro la demótica y en la parte inferior en griego antiguo.

IMG_6762

La tarde por el museo nos pasa rápidamente, pero al menos hemos disfrutado principalmente de las salas de Grecia y Egipto. Es increíble ver el expolio que han sufrido muchas zonas del mundo por el antiguo Imperio Británico ya que muchísimas obras no están en su lugar de origen, sino que fueron llevadas por los británicos desde allí hasta Inglaterra. Aunque la excusa es que van a estar mejor cuidadas y expuestas que en sus países originales, da incluso lástima pensar que eso no debería ser así. Pero ya que no podemos cambiar esto, hemos aprovechado el estar allí y contemplar esas obras. Os dejamos una pequeña muestra.

A las 18:30h cierran el museo y por desgracia para nosotros fuera llueve a cántaros. Así que hemos entrado en un Starbucks Café a tomar algo a ver si para y nos podemos marchar. Xavi se ha despertado con hambre, así que nos ha venido genial para merendar y descansar un rato. Como después de una hora ha parado de llover nos vamos a terminar la tarde a Hyde Park, ya que hay un mercado navideño que vale la pena conocer. Y ciertamente así ha sido. Se trata de un gran mercadillo con muchas atracciones, puestos de comida y diversión asegurada. La verdad es que nos lo hemos pasado genial. A pesar de la humedad y el frío, hemos podido disfrutar de un ambiente mágico que aún no habíamos visto, ya que una de las cosas que más nos está llamando la atención es los pocos motivos navideños que estamos viendo en Londres.

Además Xavi necesitaba subir a un par de atracciones y jugar un rato, ya que el pobre de vez en cuando se está empezando a agobiar de tanto paseo y tanta visita.

Ya que estábamos por allí, hemos decidido que era un buen sitio para cenar algo. La oferta gastronómica era variada, pero nos ha llamado la atención un gran recinto hecho de madera con el nombre de Bavarian Village. Este recinto recrea un poblado de Baviera, con puestos de comida típica alemana, con sus grandes salchichas y sus jarras de cerveza. Además como animación hemos podido disfrutar de un concierto a cargo de un entretenido grupo, el cual ha tocado canciones pop-rock conocidas. Y casi sin quererlo, nos hemos visto cantando y bailando los tres en medio de la pista. Ha sido una despedida de año divertidísima a la par que inesperada.

DSC06983  DSC06985

A las 23:00h, ha acabado el concierto. Momento en el que también han empezado a cerrar y desalojar Hyde Park. Cansadísimos hemos decidido que veremos los fuegos artificiales por la televisión. Además, Xavi ya no se tiene casi en pie y nada más subir al carro se ha quedado dormido. Así que en nuestra habitación del hotel, hemos entrado en el año 2016. Veremos que nos depara el día de mañana.

 

Autor entrada: brunete80

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *