Viajar en autocaravana con niños.

Uno de nuestros sueños viajeros como familia era realizar algún día unas vacaciones desplazándonos en autocaravana para movernos con total libertad y sin tener que estar pendiente de llegar a nuestro alojamiento a una hora determinada. Sonia y yo siempre habíamos hablado de que Islandia era un destino ideal para ello y lo teníamos anotado como el lugar en el que íbamos a realizar esta aventura.

Pero una cosa son los planes y otra es lo que sucede realmente así que cuando elegimos a Irlanda como nuestro destino para este verano, tuvimos claro que nos íbamos a desplazar en autocaravana. Nuestros sueños viajeros se anticipaban a lo que siempre habíamos programado y nuestros niños se morían de ganas de empezar esta nueva aventura. Nunca habíamos viajado de esta manera y le teníamos muchísimo respeto pero como todo en la vida, tras leer e indagar mucho sobre el tema pudimos realizar esta magnífica aventura y hoy podemos contar nuestra experiencia para todas las personas a las cuales les seduce la idea de viajar de este modo. Vamos allá.

VENTAJAS

– Una de las principales ventajas de viajar en autocaravana es la libertad que te proporciona este medio de transporte. Como hemos dicho antes, al llevar “la casa a cuestas” no tienes la necesidad (y a veces obligación) de estar contrarreloj pendiente de llegar a tu próximo alojamiento, por lo que puedes estar más tranquilamente en los lugares que visitas.

– Esta misma libertad nos ha permitido disfrutar de lugares a horas que en otra circunstancia nos hubiera sido imposible. Bien a primera hora de la mañana o a última de la tarde, el viajar en autocaravana te permite estar solo o casi solo en lugares muchas veces muy concurridos. He aquí unos ejemplos:

Anocheciendo en un camping a la orilla del mar

Prácticamente solos en “The Dark Edges” (camino real de Juego de Tronos)

En Sligo después de ver casi solos los acantilados de Moher

– Te permite ir cambiando de planes según vayan desarrollándose los días. De hecho en nuestro viaje a Irlanda teníamos en mente algunos sitios donde ir pero en ningún momento nada cerrado por lo que hemos cambiado de cosas sobre la marcha. Incluso nos hubiera gustado bajar al sur de la isla hasta Cork pero nos hemos quedado en el centro disfrutando de lugares que no habíamos previsto.

– Al tener frigorífico puedes tener siempre comida y bebida lista para un imprevisto. Además puedes cocinar cualquier cosa en un momento y comer. Porque ya se sabe que con niños hay que estar siempre preparado.

– Pero para nosotros sin lugar a duda la mayor ventaja ha sido la aventura en sí misma. El poder disfrutar durante 10 días de nuestros niños en este ambiente los cuatro en un espacio tan reducido. Muchas veces (debido a nuestras ocupaciones) no tenemos todo el tiempo que nos gustaría para estar juntos y por tanto estos días en la autocaravana han supuesto una experiencia fantástica. Por ejemplo a Xavi y Àlex les ha chiflado que durmiéramos todos en la misma habitación.

INCONVENIENTES (No todo en los viajes es siempre perfecto así que también hay que contar las desventajas)

– Una autocaravana no es un coche por lo que a veces no puedes acceder a todos los lugares, sobretodo en el centro de las ciudades o pueblos más grandes. Nos ocurrió un par de veces al intentar aparcar ya que ciertos parkings tenían galibo por lo que no podíamos meter la auto.

– Alquilar una autocaravana no es especialmente barato por lo que no es apto para todos los bolsillos. Es cierto que su precio equivale a alquilar un coche y reservar alojamiento por lo que hay que contarlo todo, pero esto es algo de lo que hablaremos al final del artículo.

– Por último solo decir que a las personas que son muy comodonas no les gustará viajar de este modo. Los espacios son reducidos, especialmente la cocina y la ducha. Así que si eres de los que necesita una ducha con jacuzzi y cenar en un comedor con varios entrantes, platos y postres, la autocaravana no es tu opción.

 

FUNCIONAMIENTO Y CONSEJOS

Aunque en un primer momento pueda parecer complicado controlar todos los aspectos y pequeños detalles que contiene una autocaravana, con un poco de cuidado y algunos consejos no hay ningún problema para disfrutar viajando de este modo. Nosotros alquilamos una para 6 personas ya que aunque viajamos 4, queríamos estar más cómodos y disponer un poquito más de espacio.

– La autocaravana contiene todo lo necesario para la actividad del día a día. Lo normal es que tenga vajilla y cubiertos, un frigorífico con congelador y cocina a gas (lo normal es que haya dos botellas). Normalmente las camas solo tienen sábana por lo que hay que pedir suplemento de mantas para dormir. En nuestro caso llevamos dos sacos de dormir desde casa para Xavi y Àlex.

    

– Al parar la auto, dos baterías se enchufan para poder disponer de luz, electricidad y calefacción durante todo el tiempo que estemos parados. Estas baterías se recargan cuando el vehículo está en marcha por lo que es casi imposible que uno se quede sin servicio (tendrían que agotarse las dos a la vez). Y cuando nos quedábamos en campings, enchufábamos un cable trifásico a la autocaravana para disponer de electricidad.

– Hay un depósito de 120 litros de agua la cual sirve obviamente para el aseo personal y también para fregar los platos y cubiertos de las comidas. Hay que tener la precaución de no dejar el tanque vacío por lo que nosotros cada dos días como mucho lo rellenábamos en los campings en los que nos íbamos quedando.

– ¿Y en cuanto a las aguas grises y negras? Muy sencillo ya que en el primer caso las aguas grises provenientes del lavabo, ducha y fregadero se almacenan en un depósito en la parte baja de la autocaravana que son expulsadas en las zonas habilitadas para ello estirando una simple manivela. Y las aguas negras (fecales) provenientes del inodoro se depositan en un pequeño tanque hermético que se extrae a través de una puerta en el exterior de la autocaravana. Esas aguas se expulsan también en los lugares habilitados para ello en los campings, y ya una vez vacío hay que echarle líquido anti-olores para mantener un olor agradable en el baño.

    

Como ayuda nosotros utilizamos varias aplicaciones móviles que indican los diferentes campings o lugares de pernocta en los alrededores de donde estemos. Nos han sido muy útiles ya que cada día íbamos buscando y rápidamente encontrábamos sitio. Siempre había espacio en los lugares a los que íbamos sin haber reservado previamente. Por si os interesa las apps son: Caramaps, Park4night y Áreas de Autocaravanas.

Yo nunca había conducido una autocaravana y ni siquiera había subido a una, pero con un poco de atención y siguiendo esta pequeña guía, nuestro viaje fue todo un éxito y pudimos disfrutar de ella sin ningún problema. A parte es obvio que debemos tener las precauciones propias de llevar un vehículo de alquiler y ser consciente de que una autocaravana es un vehículo grande y con el que hay que vigilar la velocidad y también las distancias por sus medidas. Sería aconsejable evitar las carreteras secundarias (por lo menos las muuuy secundarias) aunque hemos de decir que nosotros siempre no lo hemos hecho ya que de lo contrario nos hubiéramos perdido paisajes y lugares preciosos de Irlanda. Así que en caso de ir por carreteras de este tipo extremar las precauciones no vendría mal.

PRECIOS

– Como he dicho antes, alquilar una autocaravana no es especialmente barato pero si contamos todo lo que te ahorras (o dejas de gastar) igual no es tan inaccesible. En nuestro caso la alquilamos a la compañía CELTIC CAMPERVANS la cual vino a recogernos al aeropuerto cuando llegamos. El alquiler para 10 días nos costó 190 euros la noche. A esto le sumamos 265 euros del seguro, pero quisimos añadir el seguro a todo riesgo por miedo a que ocurriese algún percance (137’34 euros). Como extras añadimos un set de mantas para Sonia y para mí (73’50 euros) más 27 euros de libre circulación por autopistas de pago. Otro de los gastos fue las pernoctas en algunos campings que unos por otros (y los días que lo hicimos en parking) acabaron saliendo por 200 euros. Por último hay que sumar el gasoil utilizado durante los 10 días que nos costó 232 euros.

1900 + 265 + 137’34 + 73’5 + 27 + 200+ 232 = 2834’84 euros

Si dividimos esto entre 10 días nos saldría un precio de 284 euros por día. Ahora ya es cuestión de valorar y comparar las diferentes opciones.

Irlanda no es un país barato para el viajero español y sus alojamientos son bastante altos, especialmente en los lugares donde no hay demasiada oferta. Además nosotros tenemos que buscar siempre lugares con habitaciones para 4 huéspedes y eso no siempre es fácil ni barato. También hay que alquilar un coche para desplazarse por la isla, lo cual también va aumentando el presupuesto. Y por último debes contar las comidas, las cuales al ir en autocaravana y hacerlas en ésta, siempre resultan más baratas que hacerlo en bares y restaurantes.

CONCLUSIONES

Es cierto que un viaje en autocaravana es más caro que hacerlo en coche cambiando cada día de alojamiento. Pero nosotros quisimos hacerlo con la auto para vivir la experiencia de llevar la casa sobre ruedas aprovechando todas las ventajas que ello supone. Para nuestros niños ha sido una aventura y se lo han pasado fantásticamente y ya en casa siguen hablando de lo bien que lo pasaron. Irlanda es un país ideal para hacer este tipo de viaje por lo que desde un primer momento lo tuvimos claro. Y la experiencia valió la pena.

Nuestra conclusión: Toda familia viajera debería probar una vacaciones en autocaravana. Seguro que no os arrepentiréis.

Autor entrada: brunete80

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *