Conclusiones del Rondó Veneciano.

Después del regreso a casa, y con la perspectiva que nos dan los días de reflexión, ya podemos redactar las conclusiones de nuestra luna de miel.

En un primer momento se puede pensar que un crucero es un tipo de viaje destinado a gente de mediana edad. Un viaje quizá algo descafeinado para gente joven. Pues bien, todo lo contrario. Un crucero nos da infinidad de posibilidades. Multitud de espacios para recorrer como tiendas, sala de juego, casino, centro de masajes, spa, etc. Además tenemos varios bares y restaurantes para elegir. Y si a todo esto le añadimos el hecho de poder descubrir cada día una ciudad diferente, estamos ante un tipo de viaje de lo más atractivo.

Creuer 108

Sobre todo para nosotros, que íbamos en búsqueda de algo que nos hiciera descansar y relajarnos después del estrés que supone organizar una boda y terminar de construir una casa desde los cimientos. Pero al mismo tiempo queríamos tener la posibilidad de descubrir nuevos lugares y conocer sus culturas, historia, arquitectura u obras. Y después de todo podemos decir que lo que buscábamos se había cumplido con creces. Y he aquí un pequeño resumen:

De nuestra primera parada en Venecia nos quedamos obviamente con sus canales y su ambiente medieval. Aún resuenan los vestigios de la que fue una de las grandes potencias del viejo continente. Pasear en barco por el gran canal hasta la Piazza San Marco y poder visitar el fantástico palacio Ducal ha sido una bonita experiencia. Nos pudimos quedar con lo principal de la ciudad y nos reservamos quizá un regreso con un alguna escapada exprés para pasear más relajadamente en góndola y conocerla un poco más a fondo.

La visita a Dubrovnik, en Croacia nos sorprendió gratamente. Conocimos esta maravillosa ciudad amurallada también del medievo. Subimos a lo alto de la fortificación y le dimos la vuelta entera. Además, pudimos pasear por su interior a través de esas calles totalmente empedradas y tomarnos un café en una terraza acompañados del sonido del acordeón de unos educados músicos callejeros. Realmente pasamos un día muy agradable en este lugar desconocido para nosotros.

De los lugares visitados en Grecia podríamos destacar muchas cosas. Desde la belleza paisajística de Santorini hasta Rodas, la fantástica ciudad templaria. Pasando por la mitológica Creta, y como no, nuestra última parada en Atenas y su magnífica Acrópolis, lugar culmen de la civilización clásica helena. Todos estos lugares están detallados con más profundidad en el diario de viaje. También nos gustaría destacar la simpatía de los griegos. Gente muy abierta con la que nos comunicábamos con nuestro spanglish. Realmente su carácter es bastante similar al nuestro. Se nota que son mediterráneos. La verdad es que es un país que vale la pena visitar.

DSC01848

Cierto es que apenas pasamos unas pocas horas en cada destino, lo cual no nos permitía explayarnos demasiado teniendo que ir a lo concreto y fundamental de cada lugar. Pero al tratarse de sitios que no son excesivamente grandes (a excepción de Atenas) pudimos quedarnos con la esencia de cada isla griega, de la magia veneciana y del encanto de Dubrovnik. Está claro que con más tiempo hubiésemos podido conocer mejor aquellas tierras, pero quizá esa es la parte buena del crucero. El poder estar cada día en una ciudad diferente sin coger ningún coche, avión o tren. Visitar varios países diferentes en una sola semana. Así pues, satisfechos por haber disfrutado por primera vez de este tipo de viaje, y con la certeza de haber acertado con el viaje para este momento de nuestras vidas.

Y ahora, ya desde el sofá de nuestra casa recién construida y mientras terminamos este diario estamos pensando en cual será nuestro próximo destino. El verano está a la vuelta de la esquina, así que seguro que más pronto que tarde volveremos a preparar las maletas y los elefantes saldrán de nuevo a pasear dejando sus huellas con su paso aplastante. Mientras tanto, seguiremos debatiendo sobre cuál será ese lugar.

Autor entrada: brunete80

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *