Corfú, primer día en Grecia.

Después de pasar por Italia y Croacia, nuestro barco continuaba su ruta con destino a Grecia y sus maravillosas islas. Estábamos ansiosos por descubrir parte la cultura helena la cual tanto esplendor tuvo en el pasado. La primera parada iba a ser la isla de Corfú. La isla de Corfú es llamada Kerkyra por los griegos. Es la segunda isla más poblada de Grecia, además de la más septentrional. Aunque no es tan famosa como lo pueden ser Creta, Mykonos o Santorini, teníamos ganas de desembarcar para ver que nos deparaba. No íbamos a disponer de demasiado tiempo, solamente medio día, ya que nuestro barco zarpaba después de comer con dirección a otra isla.

Creuer 096a

Así pues, nada más bajar de nuestro barco nos esperaba un pequeño paseo por el puerto hacia el centro de la ciudad donde se encuentra la parte más interesante.

Creuer 108

Lo primero que vemos es los restos de la antigua fortaleza que amurallaba toda la ciudad. A esta zona se la llama Mandouki. Caminando nos acercamos al Ovriaki, antiguo barrio judío. No pudimos dejar de detenernos ante un pequeño monumento que nos recuerda que los judíos de Corfú fueron presos y deportados por los nazis de Hitler. Concretamente 1800 de los 2000 que habitaban la isla, liquidando así una comunidad que había existido durante 450 años. Una vez más, la barbarie humana, el sinsentido del odio racial. El recuerdo de una guerra que nunca debió ocurrir.

Creuer 097

Siguiendo nuestro paseo nos acercamos al casco histórico o “ciudad vieja”, el cual está impregnado de influencias europeas. Sus estrechas calles y hermosas plazas están llenas de turistas como nosotros, con ganas de descubrir sus artesanías y sus sabores. Cada calle está llena de tiendas de souvenirs, cafés y restaurantes. Es realmente un lugar hecho para los visitantes que llegan cada día.

 Creuer 099 Creuer 102

Cuando ves desde lejos la ciudad de Corfú destaca un campanario de color rojizo. Se trata de la iglesia de Agios Spyridon, construida en el año 1859. Y allí nos dirigíamos durante nuestro relajante paseo. Agios Spydiron es es la iglesia más famosa debido a que en ella se encuentran las reliquias del santo patrón de la ciudad.

Creuer 100

Una de las cosas que más nos gustan de los viajes es la posibilidad de mezclarse con los lugareños, empaparse de la cultura, y conocer las costumbres del lugar en el que estamos. Y algo que no conocíamos de la iglesia ortodoxa es el uso que hacen de las velas. Vimos que los fieles apuntan en un papel sus deseos o promesas para luego quemarlos con el fuego de una vela ante la imagen del santo de turno. La devoción con la que los griegos repetían este ritual nos llamó la atención. Nosotros quisimos formar parte de esta cultura y participar en de ella pidiendo nuestros deseos y prendiéndole fuego.

Creuer 103

Después de esta bonita experiencia seguimos caminando por las calles de Corfú. Volviendo hacia el puerto pudimos ver el Fuerte Nuevo, erigido en el siglo XVI y que se encuentra sobre la colina Agios Marcos.

Creuer 106

Para terminar nuestra mañana nos hicimos un par de fotos por los parques de la zona.

 Creuer 104 Creuer 107

Y así terminamos nuestro primer contacto con las islas griegas. Primer día para conocer un poco de la cultura helena. Es cierto que Corfú no nos apasionó, pero no seríamos justos con ello ya que apenas pasamos unas horas allí. Pero al menos pudimos conocer un poco de la religión ortodoxa y de la amabilidad de los griegos, mediterráneos como nosotros. Veremos lo que nos depara nuestra próxima isla. Mañana, Creta.

Autor entrada: brunete80

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *