Cómo organizar un viaje a los países bálticos con niños

Organizar un viaje a los países bálticos con niños

Estonia, Letonia y Lituania forman los llamados países bálticos. Estas tres pequeñas repúblicas se independizaron de la URSS en 1991 y desde entonces se han abierto al mundo entrando en la Unión Europea. Esto ha atraído cada vez a más turistas en los últimos años los cuales viajan para conocer de primera mano los países bálticos.

En este artículo te queremos dar algunos consejos para que puedas organizar tu viaje de manera sencilla y contándote cómo nos fue en nuestro road trip por los países bálticos.

parque nacional

DOCUMENTACIÓN, MONEDA Y VUELOS

El único documento que necesitas para viajar a estos países es tener tu DNI en regla ya que al estar en la Unión Europa no te hará falta nada más. Por supuesto al igual que el DNI, debes tener el permiso de conducir en regla para poder alquilar un vehículo.

En cuanto a la asistencia médica, puedes solicitar la tarjeta sanitaria europea con la cual estarás cubierto ante cualquier percance que te pueda surgir durante el viaje. Solicitarla es muy sencillo y lo puedes hacer desde la misma WEB de la seguridad social. Una vez solicitada, la tarjeta te llegará en unos pocos días a casa. De todos modos, te aconsejo que lleves un botiquín con las cosas más básicas que llevarías también en un viaje por la Península Ibérica.

Por otro lado, si tenías dudas acerca del cambio de moneda no debes preocuparte ya que desde el 1 de enero de 2015 estos países forman parte de la zona euro así que podrás utilizar el mismo dinero que en España lo cual es otra gran ventaja.

Por último, en cuanto al desplazamiento hay una gran cantidad de aerolíneas que realizan vuelos regulares cada día a los países bálticos con unos precios muy atractivos. Son además vuelos directos desde muchos aeropuertos de España con dirección a las tres capitales (Vilnius, Riga y Tallin). Como recomendación te digo que no empieces el viaje en Riga ya que Letonia se encuentra justo al centro de los tres países y por tanto te será más complicado el road trip. Lo mejor es empezar al norte en Tallin o hacerlo en el sur en Vilnius. Nosotros lo empezamos desde Vilnius en Lituania. El motivo lo entenderás al leer el siguiente punto.

ALQUILA UN COCHE

Sin ninguna duda para que tu viaje sea todo un éxito debes alquilar un coche para poder moverte libremente por estos países. Hay transporte público, pero no con toda la frecuencia que nos gustaría por lo que la mejor opción es ir con tu vehículo.

Como en todos los países, hay bastante oferta de alquiler de coches en los aeropuertos, especialmente de las empresas más grandes y conocidas. El problema es que nos parecía bastante caro además de tener ciertas dificultades al tener que devolver el coche en un país diferente al de recogida. Tened en cuenta que este viaje se desarrolla a través de 3 países, ya sea de norte a sur o viceversa.

lituania

Pero indagando un poco, encontramos una casa de alquiler de coches lituana, Autocom.lt. Decidimos contratar con ellos y fue un gran acierto ya que tiene oficina en el mismo aeropuerto de Vilnius. El servicio por alquilar el coche durante 11 días con seguro a todo riesgo, sillitas para los dos niños y devolución en un país diferente fue de 574 euros. Un gran precio teniendo en cuenta que recogieron el coche en Tallin, justo en la dirección que les habíamos dado de nuestro alojamiento en la capital de Estonia.

ALOJAMIENTOS

Ahora que ya forman parte de la Unión Europea, estos países están apostando fuerte por el turismo por lo que hay cada vez más oferta de alojamiento por toda la geografía. Hay una buena red de hoteles aunque tampoco te creas que es muy extensa. Lo más recomendable es que te alojes en apartamentos ya que este tipo de alojamiento es mucho más amplio y tienes mucho más donde escoger. Con plataformas como Airbnb o Booking es muy fácil encontrar alguno que se adapte a nuestras necesidades y gustos. Y lo mejor de todo es que económicamente puedes encontrar muy buenos apartamentos a precios realmente asequibles.

En nuestro caso nos alojamos en apartamentos durante todo el viaje y nos fue muy bien ya que nos permitió ir a nuestro aire sin depender de ningún horario. Esto te permite combinar las comidas. Puedes comer fuera y probar la gastronomía local o también hacerlo en tu apartamento si estás cansado tras estar todo el día de visita.

VILNIUS, RIGA Y TALLIN

Las tres capitales. A cada cual más bella. Sin duda debes guardar al menos un par de días para visitar cada una de ellas. Lo ideal sería más bien dedicarle tres jornadas, pero para poder ver otras zonas de los países sin estar cerca de un mes por tierras bálticas (ojalá), te aconsejamos hacerlo en dos días.

plaza delayuntmiento

Podrás ver los centros históricos los cuales están catalogados como Patrimonio de la Humanidad por parte de la UNESCO. Sí, has leído bien, las tres ciudades poseen importante reconocimiento. No te voy a contar ahora cuáles son los motivos que les hacen tener esta distinción. Simplemente te digo que debes a conocerlas. De todos modos si te sigue interesando, puedes echar un vistazo a estos artículos en los que te cuento algo más sobre cada una de ellas.

VISITAR Y DORMIR EN ALGÚN ENTORNO NATURAL

Es cierto que la visita a las tres capitales es imprescindible en este road trip por los países bálticos, pero si hay otra cosa que nos enamoró, es adentrarnos en sus inmensas zonas boscosas donde los árboles llegan a oscurecer los rayos del sol.

Existen varios parques naturales en los cuales se pueden realizar multitud de actividades tanto de aventura como simplemente de relax. Y obviamente hay preciosos lugares en los que poder disfrutar rodeado de plena naturaleza. Así que te recomiendo que guardes también alguna jornada para dormir en alguno de estos parques y desconectar del mundo.

Nosotros lo hicimos en dos de ellos. El primero, en el Parque Nacional del Gauja en Letonia, donde pasamos dos días alojados en una fantástica casa de madera al borde de un pequeño lago. Un lugar precioso donde incluso tuvimos la compañía de las cigüeñas que bajaban al atardecer.

casita de madera

El otro parque nacional en el que estuvimos fue en Estonia, concretamente el de Lahemaa. Ubicado en el norte del país ante el golfo de Finlandia, este lugar es otra de las maravillas naturales que poseen los países bálticos. Aquí también pasamos dos días en una bonita cabañita de madera rodeados del color verde en sus múltiples tonalidades. Pudimos hacer además una ruta por sus frondosos bosques los cuales nos dejaron estampas tan bonitas como ésta.

cabaña de madera

Para los niños este es un plan perfecto ya que pueden jugar y correr libremente rodeados de naturaleza sin ningún peligro. Además, yo te lo recomiendo ya que en un viaje de bastantes días como es un road trip por los países bálticos, nuestros pequeños necesitan sus momentos de evasión y relax.

IR A LAS ZONAS MENOS TURÍSTICAS

Si bien hay lugares imprescindibles y que has de visitar obligatoriamente por su valor o historia, debes acercarse a las zonas menos turísticas y conocer de primera mano como es la vida en estos países. Huye de las zonas costeras y masificadas y adéntrate en el interior más rural. Además de ver paisajes increíbles y construcciones típicas ortodoxas, quizá te sorprendas de la amabilidad de la gente y puedas conocer algunas de sus costumbres.

monasterio

Es lo que nos pasó en los alrededores del lago Peipsi muy cerca de la frontera con Rusia, donde conocimos la peculiar comunidad de veterocreyentes la cual nos encantó.

Ruta por los pueblos del lago Peipsi en Estonia

Por ello guarda algunos días de tu viaje para ir por las zonas menos conocidas. Huye de lo exclusivamente turístico y adéntrate a descubrir cómo vive la gente en los países que visitas. En mi modesta opinión creo que es así como se descubre realmente un país y en este caso no debes perdértelo. Seguro que te encantará.

CONCLUSIONES

Como has podido ver, organizar un road trip por los países bálticos con niños no es excesivamente complicado, aunque como en todo viaje necesita su tiempo de preparación. Por lo menos deberías planificar unos 12 días como mínimo para estar al menos 4 días en cada uno de los tres países. Lo ideal sería dos semanas ya que de este modo puedes disfrutar más relajadamente de cada lugar sin prisas ni agobios.

Combina ciudad con naturaleza. Como los tres países tienen preciosos parques nacionales, aprovecha para pasar algún día en la capital y alrededores conociendo su cultura, para luego desconectar junto a los niños en alguno de estos enormes parques.

parque nacional

Por otro lado, si tienes dudas sobre la seguridad de los países bálticos, te digo que no tienes nada que temer ya que nosotros los recorrimos de sur a norte y en ningún momento sentimos que pudiéramos ser atracados o que existiera algo peligroso. Simplemente con las mismas precauciones que tienes en tu país es suficiente. La gente del báltico es abierta y muy amable. Mantienen ese orden que existía en la antigua URSS pero se nota que se han abierto a Europa y que miran más a occidente que al este. De hecho, me sorprendió el buen nivel de inglés que tiene la mayor parte de la población.

Por último, una última recomendación es que puedes ampliar este viaje visitando la vecina Helsinki, en Finlandia. Hay varios ferrys que parten todos los días desde Tallin a Helsinki (o viceversa) en un trayecto de apenas dos horas. Es además una buena opción si no te cuadran los vuelos desde Tallin, ya que desde Helsinki hay mucha oferta hacia nuestro país y puedes volver utilizando esta vía y así aprovechas para conocer esta ciudad en un par de días tal y como hicimos nosotros.

Qué hacer en Helsinki con niños en dos días

Ésta ha sido pues mi pequeña guía de cómo organizar un viaje a los países bálticos con niños. Es un viaje que puede ser muy divertido y que nosotros recordamos con gran alegría ya que fue el primero que hicimos en familia cuando Àlex y Xavi tenían 1 y 4 años.

Si te interesa conocer mejor la ruta que hicimos o algunos lugares a los que fuimos, puedes entrar en el siguiente enlace desde el cual podrás llegar a todos los artículos de este viaje.

Países Bálticos y Helsinki. Itinerario y presupuesto

Y si quieres contarnos algo o preguntarnos cualquier duda, puedes escribirnos en los comentarios de este post y te contestaremos encantados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies