Isla de Porto Santo y cena en el puerto de Funchal.

Después de varios días haciendo senderismo y recorriendo palmo a palmo todos los rincones más de Madeira, hoy nos íbamos a tomar el “día libre”.

Día de playa, pero no en Madeira, ya que al tratarse de una isla volcánica no cuenta con playas de arena. Su paisaje costero está formado por acantilados y algunas pequeñas playas de piedra o arena negra entremezclada con rocas. Únicamente hay una playa artificial en Calheta con arena traída expresamente del desierto del Sáhara. Por lo que para disfrutar de buenas playas hay que ir a Porto Santo, una isla pequeñita que se encuentra a 40 km de Madeira.

61

Y eso fue lo que hicimos. Coger un ferry que sale todos los días desde Funchal con destino a Porto Santo. De la estancia en Porto Santo hay poco que contar. Simplemente que cuenta con unas playas de fina arena amarilla y un agua cristalina en la que (a pesar de estar bastante fresquita) vale la pena bañarse.

214

Y pasado el día en Porto Santo, regreso a Funchal ya de noche. Cabe decir una vez más que es una de las bahías más bonitas del mundo. Aquí una muestra:

253

Al regresar, como nos encontrábamos bastante descansados nos dimos una ducha y cenamos por el puerto en la que ya era la última noche de nuestro viaje. Una de las mejores cosas de la isla es sin duda su gastronomía, con platos generoso y unos platos de mar deliciosos. Eso sí, nos gustaría destacar el “pan con alho” (pan con ajo) que servían en casi todos los bares y restaurantes al presentar las bebidas. Un pan tostado bien calentito y con ajo restregado. Simplemente buenísimo.

56 58

Después de cenar, paseamos una última noche por el puerto y nos fuimos al hotel a terminar de preparar las maletas. Mañana por la mañana iríamos al jardín botánico por la mañana antes de coger el vuelo de regreso a casa ya por la tarde.

 

Autor entrada: brunete80

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.