Ventimiglia, San Remo y playa de Antibes.

Continuamos con nuestra ruta y hoy de manera improvisada la tarde anterior decidimos llegar hasta la frontera ítalo-francesa a través de la costa. La primera localidad, Ventimiglia, conocida por su gran mercado en el que se venden todo tipo de productos. Así que simplemente por curiosidad decidimos ir hasta allí, y ya de paso continuar hasta San Remo donde habíamos pensado comer.

La verdad es que Ventimiglia es un pequeño pueblo ciertamente encantador, por el que pasa un río y en el que sus casas se levantan a sus alrededores.

DSC02324

DSC02330

DSC02331

Visitamos su famoso mercado en el que sí que es verdad que se venden gran cantidad de productos. Desde ropa hasta frutas y verduras pasando por demás productos alimenticios como pasta, colonias, otros complementos u objetos del hogar como muebles. El mercado es grande, pero tampoco es que sea especialmente espectacular. Simplemente es el típico mercado pero con multitud de puestos y paradas. Poco más.

DSC02333

Y después de estar por el mercado tocaba llenar el estómago. Unos pocos kilómetros adelante se encontraba la ciudad de San Remo la cual era nuestro destino. Realmente tampoco esperábamos ver nada especial. Paseamos un poco por allí y nos decidimos a comer por los alrededores de su playa.

Y ya que estábamos en Italia, nuestro menú no iba a ser sino que un buen plato de pasta para cada uno. Fruti di Mare para Sonia y al Nero di Sepia para Bruno. Buenísimo!!!

DSC02342

Por la tarde volvimos hacia Antibes para descansar un rato ya que el plan para esta noche era disfrutar de esta bonita playa y cenar por uno de sus restaurantes en la arena del mar. Así que después de una buena ducha y un cambio de atuendo hacia allí nos fuimos. La playa de Antibes tiene multitud de xiringuitos en la arena en los que uno puede tomarse algo y refrescarse relajadamente. Ciertamente podemos decir que allí pasamos uno de los mejores momentos de nuestro viaje. Tomarse un par de cócteles con los pies descalzos en la playa y viendo la puesta de sol fue simplemente espectacular. Las fotos hablan por si solas…

Y ya para terminar qué mejor que comer en uno de los múltiples restaurantes que hay a lo largo de toda la arena.

DSC02386

Realmente, una fantástica manera de terminar el día.

Autor entrada: brunete80

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.