Dar de comer a los ciervos en el Phoenix Park de Dublín

Ya sabéis que a Xavi & Àlex les encantan los animales. En nuestros viajes siempre intentamos ir a lugares o buscar algún momento en el que nuestros niños puedan ver conocer algún simpático personaje. Así que durante nuestra estancia en Dublín no dejamos la ocasión de visitar el Phoenix Park, el emblemático parque de la ciudad. No en vano se trata del parque urbano más grande de Europa. Un auténtico pulmón verde en el que los habitantes de la ciudad (o los turistas) pasan las horas haciendo deporte, paseando o descubriendo algunos de sus rincones como la columna del Ave Fénix que le da nombre al parque o el enorme obelisco erigido al duque de Wellington.

Pero el principal motivo por el que decidimos ir al Phoenix Park fue para ver alguna de las numerosas familias de ciervos que habitan aquí ya que en sus orígenes el parque fue creado como reserva para estos animales. Desde entonces se han criado en total libertad formando una colonia peculiar y única que queríamos conocer en persona.

Phoenix Park es enorme. Un bosque infinito en el que da gusto perderse sin saber muy bien qué dirección tomar. Habíamos leído que no es fácil encontrar a los ciervos y que a veces están tan escondidos que no se llegan a ver. Hemos preguntado a varias personas que nos han indicado por el lugar en el que los podríamos encontrar. Y finalmente tras caminar durante unos minutos hemos encontrado una multitudinaria colonia de ciervos campando a sus anchas. Ha sido simplemente maravilloso:

Poder darles de comer ha sido una de las mejores experiencias que hemos realizado a lo largo de nuestros viajes. Xavi y Àlex han alucinado y no han parado de hablar de ello durante todo el día. Tras lo vivido, consideramos esta experiencia como una de las imprescindibles en una visita a la capital de Irlanda.

Después hemos estado un rato más por el parque y hemos podido ver también una gran familia de patos a los que les hemos dado algo de pan. Y aunque obviamente no ha sido tan espectacular como con los ciervos también ha sido muy divertido para los niños.

 

Ya habéis podido comprobar lo divertido que puede ser pasar al menos medio día (el parque da para mucho más) en el Phoenix Park. Una auténtica KIDS EXPERIENCE.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies