Por las islas Aran y cena en un pub irlandés.

Hoy ha sido otro divertido día en nuestra aventura irlandesa. Un día de esos que les encanta a Xavi y Àlex. Esta mañana después de desayunar pronto en la autocaravana, nos hemos ido a coger el ferry hacia las islas Aran, un pequeño archipiélago formado por 3 islas con marcado carácter celta. El barco se coge en el pequeño puerto de Doolin a apenas 200 metros del camping en el que estamos alojados por lo que hemos podido ir andando y dejar la autocaravana tranquilamente aparcada en nuestra parcela ya que esta noche también nos alojamos en el mismo sitio. Nuestra visita iba a ser a la isla de Inis Oírr, la más pequeña de todas. Pasar el día allí ha sido muy divertido para nuestros pequeños ya que les ha encantado ir arrastrados por la bicicleta de sus papis. Si quieres saber más sobre nuestro día en las islas Aran haz clic aquí:

Qué hacer en Inis Oírr con niños, en las islas Aran.

Después de pasar el día en esta pequeña isla hemos descansado un rato por el camping para recobrar fuerzas ya que hoy queríamos salir a cenar fuera. Ya hace algunos días que íbamos en busca de una auténtica y tradicional experiencia irlandesa: es decir, cenar en un pub irlandés con un par de buenas cervezas para después disfrutar de un rato de música en directo ya que esta es una de las costumbres más típicas de los irlandeses. Normalmente en cualquier pequeño pueblo de Irlanda te puedes encontrar con esto pero nosotros aún no lo habíamos podido disfrutar. Habíamos leído en algún otro blog que el pub Gus O’Connor’s de Doolin estaba muy bien y que valía la pena cenar en él, así que como lo teníamos a 5 minutos hemos ido a cenar allí. El lugar es genial. Personalmente tengo que decir que me ha encantado y que era justo lo que íbamos buscando. Decoración de madera, tiradores de cerveza en toda la barra, luces de neón y mucha gente con ganas de pasarlo bien. Nada más entrar ya notas ese ambiente festivo que caracteriza a los irlandeses y a pesar de estar lleno nos hemos esperado tomándonos un par de buenas cervezas charlando con un matrimonio de dos niños.

   

Me encanta lo abiertos y joviales que son los irlandeses: siempre te preguntan de donde vienes y además les encantan los españoles, nos consideran un pueblo alegre. En apenas 20 minutos nos hemos podido sentar a cenar ya que el servicio es extremadamente rápido y competente, además de preparar unos platos exquisitos.

Pero lo mejor ha sido acabando la cena ya que a partir de las 21:45h ha empezado la música en directo. Un grupo de 4 personas nos han deleitado con música tradicional irlandesa, algunas de ellas con voz a capela incluida. Ha sido genial ver como nos hemos acercado poco a poco todos los clientes del pub alrededor de su mesa para deleitarnos con su música. Xavi y Àlex han bailado incluso alguna canción ya que les encanta escuchar música de todo tipo, por lo que nos hemos podido alargar un ratito más hasta que finalmente se han cansado tras un día bastante agotador.

Así que ya satisfechos nos hemos vuelto al camping para descansar. Ha sido otro día excepcional disfrutando de lo más típico de Irlanda habiendo visitado primero una pequeña isla con restos de la ancestral cultura celta y acabado la jornada cual “irish” más, cenando en un pub local mientras escuchábamos música en directo. ¡We love Ireland!

Autor entrada: brunete80

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *