Llegada a nuestro destino.

Pues bien, ahí comenzaba nuestro viaje. A las 05:00 de la madrugada nos levantábamos para ir al aeropuerto donde cogeríamos el vuelo a las 07:30 con destino Funchal. Un vuelo de casi tres horas que nos hizo llegar a las 09:30h hora local (en Madeira es una hora menos).

119

Una vez aterrizados e instalados en nuestro hotel, el cual estaba a unos 5 km de Funchal, nos dirigimos rápidamente hacia la misma capital para recoger nuestro coche de alquiler. Un “precioso” Renault Modus, que nos iba a llevar a través de toda la isla a través de sus 57 km de largo x 22 de ancho. En este primer día tampoco quisimos hacer mucho más. Simplemente relajarnos un poco y disfrutar de la belleza de Funchal, una ciudad encantadora y bien conservada. Es precioso pasear por sus callejuelas y observar como las casa forman parte de ese paisaje montañoso al elevarse a través de sus laderas.

      251

Para finalizar el día, y antes de volver al hotel, nos fuimos a ver el Cristo de Garajau, una de las réplicas que hay del Cristo del Corcovado en Río de Janeiro. La verdad, es que sin ser tan grande como la de Brasil, esta estatua impresiona lo suyo. Aquí una muestra.

130

 

Autor entrada: brunete80

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.