Qué ver en Tirana, Albania con niños

Como comentábamos en nuestro post ROAD TRIP POR ALBANIA, este desconocido y maravilloso país ofrece una gran variedad de atractivos planes para realizar destinados a toda la familia. Su capital es Tirana, ciudad que lucha por abrirse al mundo y hacerse un hueco entre las mejores ciudades del este de Europa. Con grandes contrastes, en sus calles existen una gran variedad de actividades para realizar, tanto para adultos como para los más peques de casa.

Estamos que seguro os va a llamar poderosamente la atención y que os encantarán. Tras nuestra experiencia, vamos pues con los mejores planes para hacer en Tirana con niños.

PLANES QUE HACER EN TIRANA CON NIÑOS

1. Visitar una mezquita en Tirana

La mezquita Et’hem Bey situada alrededor de la plaza Skanderbeg representa uno de los símbolos más destacados de la ciudad. Desde su construcción, este edificio siempre ha gozado de especial protección, incluso por el régimen comunista que la cerró al culto. En 1991 este templo reabrió sus puertas sin permiso de las autoridades y la policía no pudo intervenir para desalojar a las más de 10.000 personas que se reunieron allí mismo. Este mismo hecho fue el inicio de la libertad religiosa de Albania y el motivo por lo que esta mezquita es el icono más preciado de la ciudad.

Mezquita en Tirana

Para entrar en el interior hay que inscribirse en una visita guiada, aunque en nuestro caso, nos las ingeniamos para poder entrar en solitario y disfrutar del maravilloso interior, el pórtico y los frescos con árboles, cascadas y puentes que lo adornan, ¡que inmenso privilegio!

Mezquita Et'hem Bey

La mezquita Namazgjah o comúnmente denominada la Gran Mezquita es otro icono de la ciudad que se convertirá en breve en el mayor centro de culto musulmán de todos los Balcanes. Financiada íntegramente por Turquía, nos encontramos esta mezquita en su fase final de construcción, pero aun así, pudimos admirar su grandiosa cúpula y sus cuatro minaretes de más de 50m cada uno.

Gran Mezquita Tirana

2. Refrescarse en la plaza Skanderbeg

La plaza principal de Tirana dedicada al héroe nacional Skanderbeg alberga a su alrededor monumentos y edificios destacados de la ciudad. En verano es habitual ver a los más peques refrescándose en los chorros de agua que salen desde el suelo. Nuestros niños se lo pasaron en grande, además que resulta una estupenda forma de soportar el intenso calor de agosto.

@elviajedeloselefantes

Resfrescándonos del intenso calor en la plaza #skandenberg en @tiranacity_

♬ Hace Calor – La Banda Loca

Y si os habéis quedado con ganas de más agua, otro plan que podéis realizar con niños es escaparse hasta el Magic Blue Water, un parque acuático situado a las afueras de la ciudad.

3. Visitar un museo para conocer la historia de Albania

Toda gran ciudad debe caracterizarse por tener buenos museos, guardianes de la historia y la cultura de la misma. Tirana no es una excepción y posee también varios lugares donde se puede conocer más sobre su pasado. Además de los Bunk’Arts (sobre los cuales hablamos en el siguiente punto) os recomendamos la visita al Museo Histórico Nacional de Albania, el cual se encuentra situado en la misma Plaza Skanderbeg.

Museo Nacional de Tirana

Este museo hace un recorrido por toda la historia de Albania desde la Prehistoria hasta la actualidad, pasando por las diferentes épocas como la II Guerra Mundial o la dictadura de Enver Hoxha, tiempo más oscuro del país. Mención especial al periodo medieval con Skanderbeg, el gran héroe nacional que contuvo los intentos de invasión del imperio otomano como máximo exponente. Xavi & Àlex se quedaron impresionados al descubrir «con qué armas se hacía la guerra» en cada época. Destaca el famoso mosaico revolucionario de su fachada que en ese momento encontramos en restauración.

Museo de Historia de Tirana en Albania

Nosotros siempre tratamos de hacer este tipo de visitas con nuestros hijos ya que entendemos los viajes como una forma de aprendizaje. Por lo tanto, además de realizar actividades lúdicas y de juego también buscamos momentos más «culturales» en los que puedan aprender y conocer sobre nuestros destinos. Muestra de ello son los Pasaportes Viajeros que elaboramos para cada aventura.

Os lo explicamos en este artículo:

Preparar un pasaporte viajero para niños. Aprendizaje basado en juegos, ABJ

4. Visitar un Búnker

¿A quién no le parecería curioso visitar el interior de un búnker? Estamos seguros que va a suponer una experiencia que no olvidaréis con facilidad. El gobierno albanés ha sabido aprovechar este símbolo de la represión ciudadana y transformarlo en museo subterráneo que nos cuenta parte de esta negra historia. En la ciudad podemos encontrar el Bunk’Art 1 y Bunk’Art 2.

BUNK’ART 2

El Bunk’Art 2 es el más famoso y de más fácil acceso, pues se encuentra ubicado en el centro de Tirana, muy cerca de la plaza principal y junto al particular edificio rojo del Ministerio de Infraestructura y Energía.

Bunk Art 2

Si no fuera por su entrada, el búnker pasaría totalmente desapercibido y es solamente al acceder a su interior cuando percibes la inmensidad de la construcción. Sus numerosas galerías-refugio ofrecen una visión clara del horror de la Guerra Fría.

Entrada Bunk'Art 2

BUNK’ART 1

Si el Bunk’Art 2 ya impresiona, visitar el Bunk’Art 1 es otro nivel. Poca, muy poca gente es la que se acerca a este lugar, ya sea por su ubicación a las afueras de la ciudad o por la poca promoción turística que recibe esta imponente construcción. Sea cual fuere el motivo que no llegamos a entender, este lugar supone sin ninguna duda la visita más destacable de la ciudad de Tirana y os aconsejamos UNA Y MIL VECES acercarse hasta allí para conocer la historia del lugar.

Bunk'Art 1

Como decíamos, esta imponente construcción queda alejada del centro de la ciudad, muy cerca de la estación del funicular del Monte Dajti.

Bunk'Art 1

El inmenso búnker es en sí mismo una gran ciudad subterránea con múltiples galerías y más de 100 salas reservadas para el dictador Enver Hoxha. Era tal su paranoia con una posible invasión occidental en plena Guerra Fría que ordenó la construcción de más de 750.000 búnkeres por todo el país para defender Albania de los posibles ataques de Occidente.

El Bunk Art 1 comunicaba entre sí distintos edificios gubernamentales para poder así desplazarse en secreto entre ellos. En el interior de las salas se pueden contemplar distintos ambientes y objetos originales de la época, además de cárceles, celdas de tortura, habitaciones de descontaminación nuclear, humo recreando gas, sonidos de sirenas de alarma y un largo etcétera. Incluso hay un teatro con escenario, butacas y palcos en el que se representaban obras artísticas y se realizaban convenciones del gobierno. ¡Una locura!

Interior Bunk Art

NOTA
La Plaza Skanderbeg con sus chorros de agua, la Mezquita Et’hem Bey, el Museo Nacional de Albania y el Bunk’Art 2 se pueden visitar el mismo día.

5. Subir al monte Dajti

Subir en funicular al monte Dajti es uno de los mejores planes que se pueden realizar con niños, pues alejarse del intenso calor de la ciudad y respirar el aire puro de este entorno natural resulta una experiencia inigualable. Las vistas a la ciudad durante la rápida subida son magníficas y una vez llegados a lo alto de este Parque Nacional se pueden realizar múltiples actividades.

Mount Dajti

En nuestro caso organizamos toda una mañana de actividades solo para nuestros pequeños y aunque los planes pueden ser muchos, elegimos el parque de aventuras Dajti Aventure Park para que se divirtieran entre puentes tibetanos, casas en la copas de los árboles y tirolinas durante un par de horas. ¡Se lo pasaron en grande! La entrada a esta aventura se puede comprar junto al pasaje del funicular, así resulta más económica.

Parque Aventuras Dajti

Rutas de trekking entre robles, hayas y búnkeres, visitar un apiario, jugar al mini-golf y tomarse un refresco en su restaurante panorámico son los planes ideales para terminar este fresco día.

Mount Dajti Golf

Como veis, hay muchas actividades para hacer en este paraje natural. Pero no son las únicas, ya que también podéis realizar rutas en buggies, actividades en su recinto ecuestre, tiro al blanco, juegos en el parque infantil, realizar excursiones en bicicleta o rutas de trekking más extensas indicadas en los distintos paneles repartidos por el parque. Sin ninguna duda, esta montaña ofrece muchas posibilidades de aventura y diversión para toda la familia.

Monte Dajti

CONSEJO
Os recomendamos visitar en el mismo día el Monte Dajt y el Bunk’Art 1.

6. Divertirse en el Gran Parque de Tirana

Considerado el pulmón verde de la ciudad, resulta un lugar ideal para ir con los niños y uno de los lugares preferidos de los tiraneses para relajarse, pasear o practicar deportes al aire libre. Allí podemos encontrar restaurantes y bares para tomar una copa, un grandísimo lago artificial, servicio de alquiler de bicicletas, vendedores ambulantes de palomitas que nos recuerdan a tiempos pasados y también columpios, muchos columpios para pasarlo en grande.

Gran parque de Tirana

Además, durante el mes de agosto y cruzando el largo puente existente en un lateral del lago, se encuentra un recinto ferial con atracciones para los niños que supone una buena forma de terminar el día a lo grande.

Otro de los parques al que solíamos acudir para que los peques jugaran y que además quedaba frente a nuestro alojamiento, es el Rinia Park, un lugar muy agradable situado en el centro de la ciudad y bastante frecuentado por los albaneses. Aquí encontrareis varias terrazas y una gran fuente artificial.

Parque Rinia

7- Pasear por el Blloku, el barrio más «chic» de Tirana

Sin duda, el Blloku es el barrio de moda de la ciudad. Antaño era un lugar inaccesible y solo destinado a la aristocracia afín al régimen de Hoxha y hoy en día, aunque es un barrio abierto y alegre, no parece que las cosas hayan cambiado mucho, puesto que sigue siendo un lugar donde la ostentación y el lujo circulan por cada esquina. Aquí se concentra la gente joven de la alta sociedad para salir de marcha los fines de semana. Nosotros solíamos acudir a una heladería que nos encantaba y a cenar en los destacados restaurantes del barrio.

Barrio Blloku Tirana

CONSEJO

PLAN
Lo ideal es visitar en el mismo día La Gran Mezquita, el Gran Parque y el barrio del Blloku y de ese modo acabar cenando en uno de sus múltiples restaurantes.

8. Probar la gastronomía tradicional de Albania

Comer en un buen restaurante tradicional es la mejor forma de entender la cultura albanesa. Con influencia otomana/turca, griega y mediterránea, la cocina albanesa ofrece una increíble variedad de platos, a cada cual más delicioso. Nosotros disfrutamos muchísimo de la gastronomía del país, además a unos precios totalmente asequibles. No en vano, Albania es uno de los países con menor renta per cápita de toda Europa.

Hay muchos restaurantes donde degustar comida tradicional. Tras nuestra experiencia (los que nos seguís sabéis que no solemos realizar ningún tipo de patrocinio) os aconsejamos el Restaurante ODA.

Aunque si queréis algo más «chic», os recomendamos cualquier restaurante del barrio del Blloku. Nosotros estuvimos divinamente cenando en la terraza del Restaurante Ejona.

9. Comprar un libro en una biblioteca callejera

Otra de las cosas que nos llamó la atención. En Tirana la cultura está muy presente en la calle: galerías, tiendas, grafitis, mercadillos… son muchos los rincones donde el arte, la pintura o la literatura se expresan libremente. Como por ejemplo también en alguna de las múltiples «bibliotecas callejeras» que se pueden observar simplemente paseando por las principales vías de la ciudad.

Biblioteca callejera Tirana

Comprar un libro es una buena manera de colaborar con este tipo de iniciativas ayudando así a financiarlas y que perduren en el tiempo. Para los niños hay gran variedad de libros infantiles o cómics, y aunque quizá el idioma pueda suponer una barrera, seguro que los dibujos e ilustraciones les ayudará a crear sus propias historias y aventuras.

10. Conocer otros símbolos de la ciudad

a) Monumento ecuestre de Skanderbeg

Situada en la plaza principal, es imprescindible para quien visite la ciudad sacarse una foto junto al monumento ecuestre del héroe nacional junto a la icónica bandera de Albania.

Monumento Skanderbeg

b) Madre Teresa de Calcuta

El país saca pecho para rendir homenaje a esta religiosa albanesa que dedicó su vida a ayudar a los más desfavorecidos. Tanto en Tirana como en las principales ciudades de Albania se pueden encontrar monumentos en su memoria.

c) La Pirámide

La gran pirámide de Tirana pronto volverá a la vida. En estado ruinoso durante nuestra visita, Albania ha apostado por su resurgir turístico, dándole una nueva oportunidad a este monumento de la ciudad que acogía antaño el museo-mausoleo del dictador Enver Hoxha.

Pirámide de Tirana

d) El río Lana

«Cuando yo era niño todo esto eran campos», nos decía un taxista durante el trayecto de vuelta del monte Dajti. Pasear siguiendo este curso fluvial nos hace darnos buena cuenta de la expansión que ha sufrido la ciudad.

Río Lana en Tirana

e) Callejear por la ciudad

Callejear, callejear y más callejear. NO hay mejor manera de exprimir una ciudad y conocer en profundidad el día a día de sus gentes. Tropezaréis con tiendas que venden gigantes peluches los cuales son el gran reclamo de los albaneses, mercados callejeros, tiendas ubicadas en sótanos, tradicionales limpiabotas callejeros que constituyen un oficio tan antiguo como el propio calzado, esas barriadas tan auténticas de la periferia…. y un sinfín de lugares más.

Esperamos que este post os haya hecho dar el paso de descubrir Tirana, una ciudad en plena expansión turística y que como habéis podido comprobar, ofrece un sinfín de planes para disfrutarla en familia.

Tirana es ese tipo de ciudad que te atrapa, que se siente más que se mira, que te transporta a tiempos pasados y que camina hacia el futuro con pasos decididos.

Otros posts relacionados con Albania:

ALBANIA, ITINERARIO DE 15 DÍAS

ORGANIZAR UN VIAJE A ALBANIA POR LIBRE

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otras posts que podrían interesarte