Ver tortugas en Cayo Largo, Cuba

Seguro que si te preguntáramos qué imágenes se te vienen a la cabeza al hablar sobre Cuba, entre muchas de tus respuestas estarían la playas de arena blanca y agua azul turquesa de Varadero, los coches antiguos llamados “almendrones” circulando por La Habana, la música salsa o un mojito en La Bodeguita del Medio. Quizá también pienses en el Ché Guevara, Fidel Castro y los puros como símbolo de la revolución cubana. Todas estas respuestas serían correctas y son imprescindibles en una visita a este país caribeño único, pero estoy seguro que si te hablamos de ver tortugas marinas es bastante probable que esto no estuviera entre esas respuestas.

Durante nuestro viaje de dos semanas a Cuba con niños tuvimos la suerte de poder ver estos animales depositar sus huevos por la noche en la playa, rescatar esos mismos huevos al día siguiente para que pudieran nacer y finalmente soltar al mar a tortugas bebé dándoles una nueva oportunidad de sobrevivir. Toda una Kid Experience de la cual aún siguen hablando hoy Xavi & Àlex y que os vamos a contar en el siguiente artículo.

Pero como anticipo, os dejamos un pequeño vídeo resumen de toda nuestra Kid Experience que de verdad os recomendamos leer hasta el final.

LA EXPERIENCIA DE LAS TORTUGAS MARINAS EN CAYO LARGO DEL SUR

En primer lugar, debes tienes que para ver tortugas en Cuba debes ir a Cayo Largo del Sur, llamado “El Santuario de las Tortugas” ya que éste es el único sitio del país en el que anidan estos reptiles y se encuentra en pleno mar Caribe. Cómo se llega a este cayo es algo que te contaremos en un próximo artículo aunque sí que te diremos que debes coger un avión desde La Habana que te llevará allí en unos 40 minutos de vuelo.

cuba

Habíamos leído que en el cayo hay un pequeño centro de rescate de tortugas marinas el cual se puede visitar y que los mismos hoteles ofertan sueltas al mar de tortugas bebé de junio a septiembre, que es la época de anidación de estos animales. Un actividad a modo de show turístico que no nos acababa de gustar, ya que buscábamos vivir una experiencia más “auténtica” y natural con estos reptiles.

En el centro de rescate conocimos a Leonardo “el ruso”, un biólogo apasionado y encantador el cual dirige el proyecto de conservación de tortugas. Tras explicarle nuestra situación y visto nuestro interés, no tuvo ningún problema en ofrecerse a venir a nuestro hotel al día siguiente para realizar una liberación de tortugas bebé para nosotros. Podríamos decir que en este momento empezaba nuestra Kid Experience.

EL CENTRO DE RESCATE DE TORTUGAS

El centro de rescate se encuentra en La Marina de Cayo Largo, a unos 5 kilómetros de los hoteles. Para entrar hay que pagar 2 CUC por adulto (los niños entran gratis). La visita comienza con una introducción por parte de Leonardo sobre su trabajo. En primer lugar hay que decir que el Centro de Rescate de Cayo Largo es un bonito proyecto que trata de ayudar a la conservación y reproducción de la tortugas marinas. Actualmente no recibe financiación del gobierno (realmente porque no le interesa) y a pesar de los esfuerzos por convertirse en programa (lo cual le permitiría acceder a subvenciones o estudios de investigación), esto aún no ha sido posible. Sí que es cierto que el gobierno deja el espacio y paga un pequeño sueldo por estar allí cuidando tortugas.

tortugas

Leonardo nos contó cómo él y su equipo se encargan de rescatar huevos para hacerlos nacer en el centro. Durante un tiempo cuidan y alimentan a las tortugas bebé en diferentes piscinas de modo que una vez listas las sueltan al mar, dándoles así una segunda posibilidad de sobrevivir. El precio de la entrada no llega para financiar las medicinas o los alimentos de las tortugas así que mucha veces Leonardo y su equipo tienen que aportar el resto con parte de su sueldo. Por suerte siempre hay gente (turistas, amigos…) que colabora aportando comida de tortuga o haciendo alguna donación para ayudar a este proyecto.

Aprendimos además que en el mundo hay 7 especies de tortugas marinas de las cuales 3 visitan Cayo Largo cada año, siendo la tortuga boba la de mayor número. Después de la explicación pudimos verlas y alimentarlas durante un buen rato. Hay tortugas recién nacidas y también otras de año y medio. Incluso una de las piscinas contiene tortugas albinas, las cuales desgraciadamente no llegan a sobrevivir debido a su fragilidad ya que sus ojos y piel no aguantan los rayos de sol. No hace falta decir lo emocionados que estaban Xavi & Àlex.

cayo largo

Una vez allí te das cuenta de la increíble labor que hacen Leonardo y sus ayudantes sin casi recursos. Podéis ver su trabajo en la web tortugascayolargo.blogspot.com o en https://tortugas-cayolargo.com/ y también seguirlos en twitter en @tortugascayolargo. Nosotros quisimos conocer los datos de su trabajo para compartirlos en este post. Y de verdad podemos afirmar que es enorme.

ANIDACIÓN POR LA NOCHE

Cada año de mayo a septiembre, cientos de tortugas llegan todas las noches a las playas de Cayo Largo a depositar sus huevos. No sabíamos muy bien si podríamos ver alguna durante nuestra estancia ni cómo sería aquello, pero sobre las 22:30h bajamos a la playa a ver “qué pasaba”. Allí, nos encontramos por casualidad con un par de canadienses apasionados de las tortugas que nos explicaron lo que hay que hacer para ver este espectáculo de la naturaleza. Nos quedamos sentados en la arena y al cabo de unos minutos… una legión de sombras empezaron a salir del agua entrando a la playa. Alucinados (imaginaros a Xavi & Àlex) pudimos ver como varias tortugas levantaban montones de arena enterrándose en un agujero y poniendo cientos de huevos. Al cabo de unos minutos regresaron al mar con el “deber” cumplido. Entonces pudimos acercarnos y acariciarlas mientras se dirigían mar adentro.

anidacion

Es muy importante dejar a las tortugas poner sus huevos con tranquilidad y no molestarlas ya que si nos ven se asustan y se marchan, poniendo los huevos en el mar o muy cerca de la orilla donde no podrán nacer. Además tampoco hay que ir con luces blancas ni fuertes ya que se pueden deslumbrar. Lo ideal es una luz roja y tenue. Sin lugar a dudas, poder ver estos enormes reptiles poniendo huevos de manera natural fue absolutamente increíble.

RESCATE DE HUEVOS

Pero si fue increíble ver anidar tortugas por la noche, rescatar algunos de esos huevos al día siguiente resultó ser una experiencia TOP. A lo largo de la playa del hotel en el que estábamos alojados, pudimos encontrar varios nidos, recuperando cientos y cientos de huevos. Leonardo (todo un experto) con apenas un vistazo los descubrió rápidamente y los fue desenterrando poco a poco hasta dejarlo al descubierto. Una vez desenterrados, nos permitió (con mucho cuidado) ir sacando huevos para poder llevarlos al centro de rescate en donde nacerían al cabo de unos 50-60 días.

tortugas

Xavi & Àlex disfrutaron mucho buscando nidos y recuperando huevos. Para ellos fue alucinante y no querían parar. Al final de la tarde rescatamos 6 nidos contando cada uno de ellos con unos 120-130 huevos de media. Así que sentimos estar haciendo una gran labor ya que de lo contrario habría sido más que probable que esos huevos nunca habrían llegado a nacer. Hay que tener en cuenta que el paso de gente caminando a lo largo y ancho de la playa, las hamacas de los hoteles y otras actividades turísticas acaban compactando la arena haciendo casi imposible la eclosión de los huevos y la salida de las tortugas bebé. Por eso es tan importante la labor de Leonardo y su equipo.

cayo largo del sur

LIBERACIÓN DE TORTUGAS BEBÉ

Por último nos quedaba el plato fuerte de este fantástica Kid Experience, la liberación de tortugas bebé al mar. Unas tortugas que previamente fueron rescatadas cuando aún estaban en sus huevos, tal y como habíamos acabado de hacer nosotros. Simplemente fue un momento mágico, el poder ir soltando decenas de tortuguitas en la arena y ver como su instinto les lanzaba a correr lo más rápido posible al mar. Con este acto las estábamos dando una 2a oportunidad de sobrevivir, ya que de lo contrario habrían sido devoradas con casi total seguridad por cangrejos o las gaviotas que revoloteaban sobre nuestras cabezas.

cayo largo

Se estima que solo una tortuga boba por nido llega a la edad adulta y puede volver a depositar sus huevos como madre. Ahora les esperaban nuevos peligros en el viaje que acababan de emprender, pero eso ya no dependía de nosotros. Al menos pusimos nuestro granito de arena para ayudar a estos preciosos reptiles en peligro de extinción.

cayo largo del sur

CONCLUSIÓN

Normalmente los que visitan a Cayo Largo acaban simplemente haciendo la liberación de tortugas que ofrecen los hoteles. Como mucho, algunos se acercan a visitar el centro de rescate aunque la inmensa mayoría se queda todo el día en el resort.

En la actividad que hacen los hoteles se pueden liberar a unas pocas tortugas cada martes de verano por 3 CUC a modo de show turístico, ya que Leonardo se acerca allí porque tiene que soltar esas tortugas una vez han nacido en el centro de rescate. De hecho los hoteles no se molestan en explicar a sus clientes el espectáculo de la naturaleza que se produce cada día en sus mismas playas (es el business, amigo). Al menos Leonardo se encarga de contar a los turistas el impacto que supone pasear por esas playas.

Poder ver tortugas marinas y poder participar de primera mano en las actividades que acabamos de explicar ha sido una de las mejores cosas que hemos hecho en nuestro viaje a Cuba con niños. Más que una Kid Experience, ha sido una experiencia para toda la familia ya que los papis también hemos disfrutado mucho con ello, especialmente por la posibilidad de poder interactuar con ellas de un modo más íntimo huyendo así de lo que es el show turístico.

santuario de tortugas

En nuestros viajes tratamos de ser respetuosos con el entorno que visitamos intentando realizar el menor impacto posible. Ahora que está muy de moda todo lo relacionado con el turismo responsable, pensamos que es importante contar en nuestro blog una experiencia como ésta, de modo que sirva para difundir la labor de gente como Leonardo y animar a nuestros lectores a practicar actividades de este tipo en sus viajes. Esperamos que te haya gustado nuestra experiencia y si vas algún día a Cayo Largo (especialmente con niños) puedas realizar actividades similares. A nosotros nos ha merecido la pena.

Si tenéis alguna duda o queréis preguntar cualquier cosa sobre nuestra estancia en Cayo Largo podéis hacerlo a través de los comentarios de este post.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies