Seis planes que hacer en Ámsterdam con niños

Si tienes dudas sobre si Ámsterdam es una buena ciudad para viajar con niños, nosotros te decimos rotundamente que SÍ. Esta maravillosa ciudad holandesa ha sido el primer destino al que hemos viajado con Xavi (3 años y medio) y nuestra experiencia ha sido un éxito rotundo. Para despejarte las dudas te vamos a contar de manera breve (tranquilo/a, éste no va a ser uno de esos interminables posts en los cuales acabas agotado simplemente de leerlo) las cosas más interesantes que hicimos, en concreto los 6 mejores planes en Ámsterdam con niños.

ALQUILAR UN BICICLETA

Si hay una característica por la cual Ámsterdam es famosa, es por ser la ciudad de las bicicletas. Comprometidos con el cuidado al medio ambiente, la inmensa mayoría de los holandeses utilizan este medio de transporte para desplazarse por lo que todo el mapa vial de la ciudad está perfectamente ideado para las bicicletas. De hecho, este vehículo tiene preferencia ante los coches y hay amplios carriles por toda la ciudad para poder circular con total tranquilidad.

BICIS

Así que como es obvio, verás muchas tiendas de alquiler de bicicletas por lo que no puedes dejar de alquilar una aunque sea para un solo día. A los niños les encanta ir en bici y si además pueden ir en la sillita de atrás junto a sus papis pues el paseo se convierte en toda una aventura. Además como la ciudad no es demasiado grande, puedes ir a cualquier lugar a explorar sus bonitos rincones (los cuales hay muchos).

JUGAR EN EL VOLDENPARK

¿A qué niño no le gusta jugar en un parque? La respuestas es sencilla, a ninguno, ¿verdad?. Y si además este parque es un enorme recinto de casi medio millón de metros cuadrados es bastante obvio que cualquier niño se va a enamorar de ese lugar. En Ámsterdam ese lugar es el Voldenpark, el auténtico pulmón verde de la ciudad el cual contiene bonitas fuentes, bares, atracciones para niños y otras muchas posibilidades para realizar diferentes actividades al aire libre.

Gente de todas las edades se reúne allí para charlar, pasear, hacer deporte o simplemente pasar un rato agradable. Para Xavi no pasaba el tiempo en el Voldenpark y de hecho estuvimos en él en diferentes días. Además al ser tan grande no hay ninguna problema en volver a visitarlo ya que hay muchos rincones distintos a los que ir cada vez.

LA BIBLIOTECA

A través de la lectura somos capaces de viajar a lugares infinitos y soñar en cosas imposibles. Y qué mejor que ir al lugar donde eso se puede hacer realidad, a la biblioteca de la ciudad a la cual pena entrar. La zona infantil es una pasada, llena de sofás, personajes maravillosos de peluche, pequeños escondites, etc. Además totalmente gratuito y con la posibilidad de coger cualquier libro que hay por allí.

Como recomendación debes saber que en su planta más alta puede comer en su restaurante tipo buffet en el que se come bastante bien.

MUSEO DE LA CIENCIA NEMO

Justo delante de la biblioteca se encuentra el museo Nemo de la Ciencia. Con un edificio inspirado en un barco y con el lema “Prohibido NO tocar”, se trata de un museo en el que se pueden ver objetos curiosos de robótica, o hacer algunos pequeños experimentos físicos o móviles.

DSC06825

Esta orientado para un público juvenil y también para que las familias puedan ir a pasar buenos ratos juntos. En él podrás aprender como funciona el ADN, sentir un terremoto, jugar con piezas de montaje, ver algunos fósiles o ser envuelto por una pompa gigante de jabón. Os dejamos una selección de fotos para que podáis ver algunas de las interesantes cosas que hay allí.

Este museo da perfectamente para pasar una tarde entera investigando y jugando ya que además de los propios experimentos libres, también se hacen pequeñas exhibiciones científicas y talleres para todas las edades. El precio de la entrada es de 15 euros aunque los niños menores de 4 años entran gratis.

REALIZAR UN PASEO EN BARCO

Ámsterdam es también famosa por sus canales navegables los cuales son una seña de identidad de la ciudad. Así que cualquier visita a Ámsterdam con niños no debería finalizar sin una excursión en barco por los canales. Hay varias empresas que realizan tours turísticos en los que se le da la vuelta a la ciudad a través del río Damm. De ese modo se puede tener una visión desde otra perspectiva de los edificios y lugares más emblemáticos de Ámsterdam para hacerse una impresión definitiva de la ciudad.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Este tour dura más o menos una hora, por lo que no se hace demasiado largo. Además, lo interesante es que hay diferentes paradas por lo que os podéis bajar en cualquier momento para ver una zona de la ciudad y volver a subir más tarde para llegar de nuevo al punto de partida.

“VIVIR ÁMSTERDAM”

Dicen que Ámsterdam no es una ciudad para visitarla, sino para vivirla. Y esa fue nuestra sensación tras haber pasado allí unos días. Por ello hemos decidido incluir éste como el último de los planes que hacer en Ámsterdam con niños. Hay muchos bellos rincones en los que parar para relajarse, sentarse en algún parque o simplemente pasear rodeando los canales.

mami amsterdam

Sin duda Ámsterdam enamora. Su estilo de vida es especial, limpio, educado, moderno pero histórico a la vez la hacen una ciudad especial. Y aunque muchos pueden pensar que no es un lugar apto para niños, nosotros te podemos decir que es una ciudad ideal. Así que si tenías dudas, esperamos que nuestro artículo haya servido para que te decidas a visitar el país de los tulipanes. Si tienes alguna duda o quieres preguntarnos más sobre Ámsterdam, no dudes en consultarnos escribiéndonos en los comentarios. Estaremos encantados de responderte.

amsterdam

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies