Entre palmeras y oasis – Tozeur.

Hoy tenemos un gran día por delante. Partimos muy pronto hacia el Oasis de Chebika con un todoterreno 4×4. Chebika es uno de los tres oasis de montaña más conocidos de Túnez, la mejor manera de conocerlo es subir por el sendero pedregoso que lleva a las ruinas de la antigua ciudad bereber desde donde se pueden contemplar unas magníficas vistas.

El descenso se realiza por unas escaleras hechas en la roca hasta llegar a una pequeña catarata que alimenta un pintoresco manantial entre palmeras. Esto es sin duda su principal interés, en medio de un paisaje completamente árido encontrar este paraíso donde se cultivan árboles frutales entre aguas cristalinas abastecidos por canales subterráneos. Allí se pueden comprar rosas del desierto y los típicos turbantes tuareg. La mejor época para conocer este lugar es sin duda en invierno con una temperatura esplendida y pocos turistas, al contrario que en verano que suele estar masificado por turistas y autóctonos y rondar los 50º desde muy temprano.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Continuamos pues hacia Tamerza, situado a aprox. 10km de Chebika y que al igual como en esta última, el pueblo primitivo fue abandonado tras las lluvias torrenciales de 1969 quedando hoy en día solamente las ruinas. Paramos a visitar la Gran Cascada, en donde sus manantiales caen desde cañones montañosos formando curiosas cascadas. En estos emplazamientos se rodaron escenas de películas como El Paciente Inglés ganadora de 9 Oscar, Indiana Jones – En busca del Arca Perdida y Oro Negro donde aparece Antonio Banderas. En este lugar aproveché para comprarme el típico turbante árabe.

Autor entrada: Sonia Bellver

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.