Hacer un curso de cocina en Tailandia

Tailandia es un país maravilloso con innumerables planes para hacer. Tiene tanto, tanto que ofrecer que es el destino perfecto para una primera vez en el sudeste asiático. Visitar sus maravillosos templos, disfrutar de playas paradisíacas, realizar algún trekking por la selva o sumergirse en la cultura budista son solo algunos de los interminables planes que se pueden realizar en el país de las sonrisas.

Además de estos planes, otros de los imprescindibles es degustar la famosa y deliciosa gastronomía tailandesa (damos fe de ello). No diremos que es de las mejores del mundo aunque estaremos de acuerdo en que es mundialmente famosa por ser la cuna del street food. La mezcla de colores, olores y sabores que surgen de sus platos se pueden disfrutar en los incontables puestos y mercadillos callejeros que hay en cualquier rincón del país. Por todo ello esta comida callejera es una de las grandes señas de identidad de Tailandia.

Comida en Khao San Road

Los que nos seguís sabéis que una de las cosas que más le fascina a Xavi es descubrir la gastronomía de los países que visitamos ya que nuestro chico es un auténtico foodie traveller. Así que cuando estábamos organizando nuestro viaje a Tailandia decidimos incluir en la ruta un curso de cocina tailandesa. Pensamos que no hay mejor manera de sumergirse plenamente en la gastronomía de un país que preparando comida tradicional con productos locales.

Vamos a contaros por tanto cómo fue esta Kid Experience en la que acabamos chupándonos los dedos.

REALIZAR UN CURSO DE COCINA EN TAILANDIA CON NIÑOS

Son muchas las empresas que ofertan este tipo de actividades y generalmente casi todas suelen realizar un programa similar. Por comodidad y ajuste en nuestra ruta decidimos hacerlo durante nuestra estancia en Chiang Mai al norte del país, ya que íbamos a estar 5 días completos y nos parecía perfecto ocupar media jornada a esta actividad. En nuestro caso nos decantamos por Thai Farm Cooking School ya que además de que nos la habían recomendado, también tenía muy buenas opiniones tanto en Google como en Tripadvisor. Su programa incluía traslado desde nuestro propio hotel y además también podían realizar la experiencia los niños, por tanto era perfecto para nuestros intereses. Y una vez finalizada la experiencia podemos concluir que quedamos muy satisfechos.

Comprar en un mercado tradicional tailandés

Para conocer de primera mano los productos del país nada mejor que visitar un mercado tradicional tailandés ya que es el lugar ideal para encontrar los mejores productos para preparar las diferentes comidas. Esta fue nuestra primera parada del día ya que tras la recogida del hotel visitamos uno de los grandes mercados a las afueras de Chiang Mai. Tras una pequeña explicación sobre el uso de algunos productos esenciales por parte de nuestra guía pudimos recorrer los puestos del mercado con total libertad.

Una de las mejores cosas es que allí solo vimos a gente local haciendo sus compras. El hecho de poder ver frutas y verduras totalmente desconocidas para nosotros junto con la mezcla de colores y olores a nuestro alrededor nos hicieron sentirnos como unos tailandeses y tailandesas más en su día a día. Para nada nos sentimos como turistas curiosos en busca de lo exótico.

Mercados de Tailandia

Cultivar productos de Tailandia

Tras la visita al mercado nos dirigimos al lugar donde se realizaba el curso de cocina, una bonita granja a las afueras de Chiang Mai donde pudimos pasear por su huerta y ver algunos de las frutas y verduras que más tarde íbamos a cocinar. Este fue otro de los motivos por el cual elegimos esta empresa ya que la posibilidad de poder descubrir y cultivar in situ estos productos le daba un plus a esta experiencia. Y aunque Xavi & Àlex ya están acostumbrados a ver este tipo de paisaje (vivimos una zona rural) les encantó cultivar las hojas y verduras que iban a comerse después de prepararlas.

Limón de Tailandia

Preparar la comida tradicional tailandesa

Después de la primera parte de la experiencia llegaba el momento estelar, por fin tocaba preparar de la comida. Para ello cada uno tuvimos que escoger cuál iba a ser nuestro menú. Un menú que constaba de un curry (a elegir entre varios), un plato principal y el postre.

En cuanto al curry nos decantamos por el amarillo ya que es uno de los más conocidos y no es picante (importante por los niños). Para el plato principal elegimos el Pad Thai, quizá el más famoso del país y que no paramos de comer durante todo nuestro viaje por Tailandia. Por último a la hora de elegir el postre decidimos variar ya que Bruno y Àlex escogieron COCONUT mientras que Sonia y Xavi apostaron por el MANGO STICKY RICE.

Tras los preparativos tocaba ponerse a la acción. Con la ayuda de nuestra guía comenzamos a cocinar los diferentes platos en el orden que más tarde nos íbamos a comer. Realmente fue una experiencia divertidísma ya que rodeados de fogones, de algún modo nos sentimos como concursantes del famoso programa de televisión Masterchef.

Eso sí, sin la presión de tener que ser evaluados por un jurado profesional. De hecho, aunque todos cocinábamos al mismo tiempo cada persona iba a su ritmo sin ningún tipo de límite de tiempo.

Comer de la gastronomía de Tailandia

Por último y como conclusión de la actividad quedaba lo mejor, ¡comernos lo que habíamos acabado de cocinar!. Y no es que seamos unos expertos críticos gastronómicos pero podemos afirmar que todo lo que hicimos estaba delicioso. De hecho comer en la terraza de la granja donde cocinamos también forma parte del programa contratado, así que de ese modo ya teníamos hecha la comida del día.

Con el viaje de regreso al hotel concluíamos otra de nuestras Kid Experiences. Ésta quizá algo diferente a las demás por ser más relajada pero que acabó siendo muy divertida para toda la familia y que os recomendamos hacer si vais de viaje a Tailandia.

Si tenéis cualquier pregunta, no dudéis en hacérnosla llegar a través de los comentarios de este artículo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otras posts que podrían interesarte