La leyenda de La Calzada de los Gigantes

Irlanda es un lugar ancestral de tradiciones celtas. Formada y esculpida durante siglos por fuertes vientos y el golpe de las olas del oceáno Atlántico, la isla Esmeralda ha dado lugar a múltiples historias y teorías sobre su origen. Una de ellas es la que le contamos a Xavi & Àlex para que conocieran cómo se formó La Calzada de los Gigantes, la cual dicen que es uno de los lugares más fantásticos del mundo.

Cuenta una antigua leyenda celta que había dos gigantes separados por el mar de Moyle, uno irlandés llamado Finn y su rival, un gigante escocés de nombre  casi impronunciable: Benandonner. Aunque estos dos gigantes nunca se habían visto, tal era su rivalidad que un buen día Finn decidió acabar con la situación y comenzar una decisiva batalla contra Benandonner para ver cuál de los dos era el gigante más fuerte.

Aunque para que tuviera lugar el esperado encuentro, el gigante irlandés tenía que trasladarse hasta Escocia. Puesto que no existía un barco tan grande para transportarlo, decididó romper en pedazos toda la costa de Irlanda del Norte y fue lanzándolos al mar. De ese modo se acabaría construyendo así una senda hasta Escocia la cual le llevaría hacia su adversario.

Cuando Finn por fin cruzó hasta Escocia, advirtió que su rival era mucho más grande de lo que esperaba, así que sin ser visto decidió regresar de vuelta a Irlanda. Una vez en su hogar, le contó a su mujer Oonagh lo sucedido y ella, muy lista y audaz, planeó disfrazarlo de bebé y meterlo en una cuna.

Y así fue como el plan de Oonagh surtió efecto, ya que al llegar Benandonner a Irlanda para enfrentarse a Finn y ver el tamaño gigantesco del bebé, pensó que su padre debería de ser al menos el triple de grande que el hijo, por lo que rápidamente decidió regresar a Escocia rompiendo a su paso la calzada aterrado con la idea de que el gigantesco Finn pudiera seguirle hasta sus tierras.

Fue de ese modo como Finn logró «vencer» al gigante Benandonner y quedarse para siempre en su querida Irlanda sin tener además que participar en ninguna pelea ni disputa.

vista de la calzada

Y ésta, niños y niñas, es la verdadera leyenda de la formación de la Calzada de los Gigantes y que el Viaje de los Elefantes fue a comprobar. Xavi & Àlex se pasaron toda la tarde buscando las huellas de Finn a lo largo de esta enorme playa rocosa con los restos dejados por el gigante.

Porque…. no creeréis aquella teoría que dice que hubo una erupción volcánica que se enfrió rápidamente formando perfectas piezas basálticas hexagonales unidas entre ellas y a distintas alturas formando de este modo una de las maravillas arquitectónicas del planeta, ¿verdad?

Esa es la historia que cuentan los mayores pero que a nosotros no nos acaba de convencer. Aunque de todos modos, si os interesa conocer esa «otra historia», podéis hacerlo leyendo el siguiente post:

Cómo llegar, horario y consejos durante la visita en nuestro el artículo La Calzada de los Gigantes.

Consejos para visitar La calzada de los gigantes

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies