Berlín, capital de Alemania y lugar clave en la historia del mundo contemporáneo, es uno de esos lugares que merece una visita para ser conocido, a pesar de no tener la fama de otras grandes ciudades europeas.

Con más de 3’5 millones de habitantes estamos ante una ciudad multicultural donde Alemania ha sido tradicionalmente tierra de inmigrantes y emprendedores venidos desde cualquier parte del mundo, aunque especialmente de Oriente Medio con los turcos como máximos exponentes. Esa combinación ha dado lugar a una urbe cosmopolita en la que se puede encontrar cualquier tipo de gastronomía.

¿Quieres encontrar lugares increíbles donde comer barato en Berlín?

Antes de empezar queremos advertiros que, según nuestra experiencia, Berlín no es el mejor lugar para realizar un viaje gastronómico, ya que el alto nivel de vida de Alemania no facilita encontrar precios económicos, al menos en restaurantes. Aún así, esta enorme multiculturalidad ha derivado en muchas opciones de comida callejera rica y más asequible para todos los bolsillos. Pero en definitiva, SÍ que podemos decir que se puede comer barato en Berlín sin dejarse un riñón.

Vamos a contaros, por tanto, nuestra experiencia comiendo en Berlín en nuestro último viaje de fin de año. La ciudad nos gustó y tratamos de exprimirla «sin agobios» lo máximo posible. Comenzamos realizando el típico FREE Tour como primera toma de contacto (os dejamos este ENLACE por si lo queréis contratar de manera totalmente gratuita) y seguimos visitando sus múltiples zonas y rincones. Y como siempre, os recordamos que estas recomendaciones son basadas en nuestras propias vivencias y no forman parte de ninguna colaboración.

Descubre el mejor kebab en Berlín en Teras Restaurant & Grill

El mejor Kebab de Berlín

Situado muy cerca de la Puerta de Brandemburgo y al Monumento a los judíos de Europa asesinados encontramos este pequeño local que presume de tener como clientas habituales a la ex-canciller alemana Angela Merkel. Ha ganado varios premios gastronómicos y muchos son los que se acercan para degustar sus exquisitos dürüm y döner kebab. El precio de un menú ronda los 12 euros y tenemos que decir, después de nuestro road trip de 22 días por Turquía, que este es sin duda de los mejores que hemos probado.

Podéis saber cómo fue nuestro viaje por Turquía en el siguiente enlace, pues seguro que os encantará.

Turquía con niños: Itinerario de 3 semanas para un viaje en familia

Zola: la excelencia de la pizza en Berlín

Este pequeño restaurante se encuentra junto al East Side Galery. Aquí podréis degustar pizzas hechas al horno de leña mientras os tomáis unas buenas cervezas alemanas con vistas al río Spree. Hay unas 6 o 7 pizzas a elegir cada cual más rica y sus precios rondan los 11 euros.

Pizzería Zola de Berlín

Bro Burger: el rey de las hamburguesas en Berlín

Pero si no os apetece pizza y sí unas buenas hamburguesas, en el mismo barrio del East Side Galery hay un pequeño local donde elaboran la hamburguesa en el mismo momento. Tanto la carne como el pan están para chuparse los dedos. El menú compuesto por hamburguesa, patatas y bebida (se puede elegir cerveza) nos costó 11 euros.

Bro Burguer Berlín

Heimwerk: experiencia auténtica de schnitzel en Berlín

No sabemos si es el mejor lugar para comer el famoso schnitzel berlinés, pero lo cierto es que estaban buenísimos. ¿Quieres encontrar lugares increíbles donde comer barato en Berlín? Situado muy cerca del Centro Ana Frank y justo frente a la estación de tren se encuentra el restaurante HeimWerk y fue donde nos zampamos unas hamburguesas de schnitzel con salsa de mango y curry que estaban buenísimas. Pagamos por cada hamburguesa 12,50 euros. También probamos la schnitzel rellena de mostaza al precio de 13 euros. En ambos casos, las patatas y las cervezas se cobran por separado, por lo que te vas a unos 22 euros por cabeza. Estos precios son los habituales que te puedes encontrar en cualquier restaurante berlinés si quieres probar un famoso plato que no deja de ser cerdo o ternera empanado pero, al menos en este local, con un toque de distinción respecto al resto.

Comer Snitzel en Berlín

Currywurst de calidad: la mejor salchicha en Berlín

No puedes irte de Berlín sin probar las famosas “currywurts”. Hay multitud de locales que las ofrecen pero los que últimamente están alcanzando más fama entre los turistas son los establecimientos CURRY36, CURRY61 y CURRY BAUDE. Estas currywurts no son otra cosa que salchichas alemanas cubiertas con salsa cremosa de kétchup y espolvoreadas con curry, son bastante económicas y constituyen el símbolo de la comida callejera tan arraigada a la ciudad de Berlín.

Currywurst en Berlín

Nosotros las probamos en CURRY61, muy cerquita de Alexander Platz y aunque pensábamos que era la “turistada” de moda, la verdad es que están bastante ricas, sin dejar de ser lo que son, unas salchichas. El precio de la salchicha con patatas nos costó 5,20 euros y se comen de pie en las mesas de su terraza.

Curry 61 en Berlín

Otra opción si viajáis en época navideña, es probar las salchichas a la parrilla en uno de los numerosos puestos de los mercados navideños por 5 euros. ¡Se nos hace la boca agua solo de ver la foto!

Biermeisterei by Lemke: la cerveza suprema de Berlín

Tomar unas buenas cervezas alemanas bien fresquitas sienta de maravilla, ¿no creéis?

En esta taberna situada justo al otro lado de Alexanderplatz entrarás de lleno en el mundo de la cerveza artesanal. Biermeisterei By Lemke combina la elaboración artesanal de la cerveza alemana con toque de cocina regional, al mismo tiJempo que disfrutas escuchando buena música en directo. Estas cervezas puedes acompañarlas con unas buenas hamburguesas o costillas. Aunque no probamos las hamburguesas, tenían pinta de estar bastante ricas, por algo será que este local está recomendado por agencias de turismo berlinesas. Las dos cervezas que veis en la foto nos costaron 10 euros el día de fin de año.

Aunque si queréis profundizar un poco más en el mundo de la cerveza alemana os recomendamos realizar el TOUR DE LA CERVEZA POR BERLÍN en el que podréis probar hasta cinco variedades de cervezas alemanas artesanas mientras conocéis algunos de los barrios más alternativos de la ciudad. Un plan genial si sois amantes de este bebida. Además este tour se realiza en castellano lo que es una gran ventaja, así que si os interesa realizar esta actividad la podéis consultar pinchando en la siguiente ENLACE.

Angry Chicken: el secreto del Korean Fried en Berlín

Locales de comida rápida asiática y de medio oriente vais a encontrar a cada paso que deis en Berlín. En Angry Chicken, muy cerquita de Alexander Platz, la especialidad es el pollo koreano y el precio de los menús los podéis ver en la foto. Este local siempre estaba a reventar de gente y quedaba muy cerca de nuestro alojamiento, de ahí a que decidiéramos probarlo, pues dicen que “allá donde fueres, haz lo que vieres”.

Berliner Pfannkuchen y más: delicias de Berlín

La Berliner Pfannkuchen a la que conocemos más bien como berlinesa, es uno de los dulces tradicionales de Berlín que suele comerse en fin de año. Este bollo frito relleno de mermelada de ciruela está buenísimo y su secreto como popularmente se dice, está en la masa. Encontrarás esta delicia en cualquier pastelería y su precio está sobre 1,5 euros.

Tan famosas son las berliner pfannkuchen que al finalizar la carrera de San Silvestre de Berlín el 31 de diciembre la organización del evento nos ofreció este dulce típico para reponer fuerzas.

Meta San Silvestre Berlín

Vino caliente, chocolate y más: sabores inolvidables de Berlín

Si viajais en invierno a la capital alemana no dudeis en probar el famoso vino caliente en un mercado navideño, pues os aseguramos que entrareis en calor muy rápidamente. Aunque no es nada barato, pues un vasito de vino cuesta 6 euros y aparte tendrás que dejar de fianza unos 3 euros que te devuelven si entregas el vaso al acabar de beber. Siendo honestos, debemos confesar que no nos gustó mucho su sabor, de ahí a que lo consideremos caro pues está a años luz del vino caliente de Bélgica.

Aunque nos quedamos con las ganas de visitar la histórica chocolatería berlinesa Rausch Schokoladenhaus o dicho de otro modo, el cielo para los amantes del chocolate, debes saber que repartidas por la ciudad de Berlín hay varias boutiques dedicadas exclusivamente al chocolate.

En nuestro caso, nos acercamos hasta la boutique Lindt situada muy cerca del monumento a los judíos de Europa asesinados para degustar el famoso chocolate suizo y resultó ser un plan que nos gustó bastante, pues en este local se puede crear en la Pick & Mix Bar tu propia mezcla de chocolates o beber un buen chocolate recién preparado en la barra.

Hay unas 5 boutiques Lindt en Berlín para elegir y todas situadas en el centro. Alucinarás, como nuestros chicos, con las cascadas de chocolate y eligiendo bombones entre los cientos de sabores existentes. Unos 5 bombones y dos tabletas de chocolate salen por unos 5 euros.

En nuestros viajes siempre nos fascina realizar un curso de cocina local y en esta ocasión nos hemos quedado con las ganas de realizar un taller de fabricación de manufactura de chocolate en Berliner Schokoladen Manufaktur. Os dejamos el enlace por si os animáis a hacerlo, siempre que prometáis contarnos vuestra experiencia: https://rosacanina.eu/products/bean-to-bar-workshop

Además, podéis ver nuestra experiencia en los cursos de cocina local en Tailandia y en Marrakech.

En resumen, ¿Es posible viajar a Berlín y disfrutar de comidas económicas?

Como os hemos dicho al principio del post, el nivel de vida en Alemania es bastante alto si lo comparamos con el nuestro en España o con otro cualquier país que no sea de los más potentes del mundo. Esto hace que comer en sus restaurantes pueda acabar resultando caro y llevarse un gran pellizco de cualquier presupuesto, especialmente de los más modestos.

Por tanto para suplir o minimizar este aspecto muchas veces hay que acabar recurriendo a la comida rápida, lo cual no es especialmente saludable. Otra opción es alojarse en apartamentos en lugar de los hoteles ya que así podremos ahorrar algo de dinero además de poder hacernos nuestra propia comida.

Eso es lo que hicimos nosotros gracias al intercambio de casas con la famosa plataforma Home Exchange. Ya llevamos un tiempo utilizando este tipo de alojamientos y nos va de maravilla. En Berlín, Home Exchange nos permitió alojarnos en un apartamento situado a tan solo 5 minutos de la misma Alexander Platz, lo que nos hizo sentir como si estuviéramos en nuestra propia casa, y de ese modo poder prepararnos cenitas tan ricas como la que hicimos la misma Nochevieja.

Por si os interesa, os dejamos un artículo en el que os contamos cómo funciona esta plataforma además de nuestra propia experiencia.

Intercambio de casas, ¿cómo funciona Home Exchange?

Como habéis podido ver, investigando un poco y montándoselo bien creemos que es posible visitar Berlín y disfrutar de ella sin arruinarse ni morir en el intento. Esperamos que este artículo os pueda servir y si tenéis cualquier pregunta o duda nos la podéis hacer llegar a través de nuestras redes sociales o de los comentarios del mismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros artículos que podrían interesarte...